Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Cítricos afectados en C. Valenciana y paralización de la recolección de hortalizas en Murcia

Las naranjas tardías se llevan la peor parte ante el paso de la borrasca Gloria

La borrasca Gloria empeora y se desplaza hacia el sur, desde donde ha ampliado su radio de acción hacia el norte y el este, donde aumentan los vientos muy fríos y cargados de humedad. Si el domingo los avisos rojos, el nivel máximo, afectaban a tres provincias –Alicante, Valencia (por viento, mala mar y nieve) y Baleares (solo por viento)– este lunes son nueve. Está nevando en Albacete y las zonas altas de Murcia, así como en la Comunidad Valenciana. Las lluvias y el viento están causando daños en la agricultura.

Daños en cítricos tardíos y hortalizas en la C. Valenciana
En la Comunidad Valenciana ya se están registrando daños de gravedad, según las primeras valoraciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). Las rachas de viento superiores a los 100 km/h han tirado al suelo hasta el 80% de los cítricos en algunas parcelas de las comarcas de La Marina, La Safor, La Costera y La Ribera, una pérdida de cosecha que podría ir a más en los próximos días debido a los golpes por rameado en la fruta, al exceso de humedad en el suelo y, en algunos casos, por la nieve acumulada sobre los naranjos.

Esta asociación manifiesta su “preocupación” en medio de una campaña citrícola caracterizada por una merma del 30% de la producción autonómica –ya castigada por los daños registrados por viento durante el mes de diciembre– y unos precios en origen al alza. Las variedades más damnificadas por el temporal son aquellas que se encuentran en plena recogida o que alcanzarán su grado óptimo de maduración en los próximos meses: naranjas Lane, Sanguinelli, Valencia y Powell, así como mandarinas Nadorcott y Tango.

Igualmente, la asociación teme perjuicios en hortalizas de temporada –coles, lechugas, alcachofas o cebollas– y en la próxima temporada, de frutales y almendros. De acuerdo con la organización valenciana de agricultores La Unió de Llauradors, la primera fase de la borrasca también deja daños por caída y rameado, además de en naranjas tardías, en el caqui aún pendiente de recolectar y la rotura de invernaderos, fundamentalmente de hortalizas o viveros.

En algunas zonas se detecta la caída de fruta a tierra y las consecuencias del rameado en la misma, produciéndose así daños en cantidad y en calidad y la consiguiente depreciación comercial para sacarla al mercado.

La Unió considera prematuro evaluar por el momento los daños porque el temporal continúa en el transcurso de las próximas horas. No obstante, señalan que las lluvias de las últimas horas han resultado en general positivas para el campo valenciano. "Han servido para recargar acuíferos y embalses, ahorrar riegos durante los próximos días, limpiar los árboles ante posibles enfermedades o plagas y regenerar los pastos para el ganado, entre otras cuestiones".

Para cultivos como los frutales de hueso y almendros, las bajas temperaturas, que no ha llegado a helar, son buenas y necesarias para la acumulación de horas-frío en esta fase invernal para la correcta evolución de la floración.

Las lluvias y el frío ralentizan la producción de hortalizas en Murcia
En Murcia se están registrando lluvias intensas en las zonas de Águilas, Torre Pacheco, San Javier y, en menor medida, en Totana y Lorca. No obstante, de acuerdo con Proexport, las precipitaciones están cayendo de forma pausada, con lo cual es previsible que tengan un efecto positivo en los cultivos.

"No tenemos reporte de daños por ahora. Tendremos que esperar todo este día y el día de mañana. Lo que más se ha notado es una bajada intensa de temperaturas con algunas heladas nocturnas, aunque la lluvia está haciendo que no sean bajadas drásticas. Solo nieva en las zonas más altas del interior, donde no hay cultivos. Habrá que estar atentos a cómo caen las temperaturas durante la noche en las zona de cultivo", explica Fernando P. Gómez, presidente de Proexport.

Las bajas temperaturas están paralizando la producción en las plantas de brócoli y coliflor, así como, en menor medida, en las hortalizas de hoja. La actividad en el campo está muy parada por las lluvias, que hacen difícil las tareas de recolección.

"En previsión por las lluvias, la mayoría de empresas recolectaron durante el fin de semana con el fin de poder trabajar en almacenes y hacer salidas a lo largo del día de hoy", indica el representante de esta organización.


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor