Aún queda mucho por hacer

Italia descubre las frutas tropicales

El consumo de frutas exóticas en Italia ha aumentado durante los últimos años, especialmente el consumo de bananas, piñas, limas, mangos, papayas y maracuyá. Para saber si los operadores pudieron satisfacer las demandas cada vez mayores de un mercado cada vez más exigente, contactamos con Giorgio Mancuso, experto en la industria agroalimentaria y especialista en frutas exóticas.

Giorgio Mancuso

"Cada producto merece una reflexión por separado. Nunca he tratado con bananas, el tema es muy complejo y no me atrevo a meterme en un campo donde no tengo competencia. En cambio, la piña es un producto clásico como postre en restaurantes y hay un consumo cada vez mayor en los hogares. El consumo del producto madurado en la plantación, de color amarillo, con un sabor dulce y poca acidez, se está extendiendo en los últimos años. Incluso hay una empresa española que ha comenzado a cultivar la fruta en sus plantaciones propias en Costa Rica, dedicándose exclusivamente a la producción de piñas cosechadas en el nivel adecuado de madurez y luego enviándolas a toda Europa. Ahora casi todos los demás productores intentan obtener un producto de buen color, para responder a las exigencias de los consumidores", dice Mancuso, director de la empresa italiana Viento Tropical.

"El aguacate también se consume cada vez más. Estamos hablando de una fruta que se introdujo en Italia alrededor de la década de 1960, en Sicilia, pero solo hace relativamente poco ha tenido un crecimiento comercialmente viable y su consumo ha crecido mucho. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la producción mundial de aguacate ha aumentado más del doble desde 1993. En los Estados Unidos, la demanda se ha triplicado durante el mismo período y hoy en día un estadounidense medio come alrededor de 3,4 kg por año. En Italia, el consumo de aguacate pasó de 3.600 toneladas en 2007 a más de 13.000 en 2016 (+261%). Dado que consumimos solo 300 gramos per cápita, está claro que todavía hay mucho margen para desarrollar este segmento", dice el experto.

Aguacate

"Recuerdo que cuando gestionaba toda la producción israelí en Italia, en 1996, nuestro objetivo, que parecía muy alto en ese momento, era de 1.000 toneladas por año. A estos se agregaron los productos de Sudáfrica y España (muy poco en ese momento) para un consumo que en Italia ascendía a 1.500 toneladas. Pero ya en 2016 estábamos alrededor de 13.000 toneladas. Sin embargo, su uso en la cocina todavía es minoritario y no todos saben cuándo comerlo o pueden distinguir las diferentes cualidades", comenta el comerciante.

"La última tendencia es el consumo de la variedad Hass, con su típica piel de color oscuro. Lo realmente importante es saber reconocer el momento adecuado para consumir el aguacate. Las sorpresas pueden ser variadas: puede ser demasiado duro o incluso negro por dentro debido a la maduración excesiva. A menudo, el consumidor está desorientado. Después de algunos intentos y siempre pagando un precio relativamente alto, le da de lado al aguacate".

"El mango también tiene una gran demanda, pero la diferencia de sabor entre el mango que llega por mar y el mango que llega por aire es realmente notable. El mango transportado por vía marítima es una fruta que a menudo es poco comestible, fibrosa (variedad Tommy) y rara vez alcanza el grado correcto de maduración. El mango Kent que llega en avión es un producto excelente, que se derrite en la boca. Obviamente, los costes son muy diferentes e incluso es probable que el mango de transporte aéreo llegue a las tiendas demasiado maduro, si no se maneja con cautela a lo largo de toda la cadena de suministro desde la producción hasta el consumidor. Desde hace algún tiempo también hemos tenido una cierta producción en Sicilia, que sin duda se incrementará", explica Mancuso.

Mango

"Los intentos que hicimos hace unos años para importar papayas por vía marítima han fracasado totalmente", recuerda el director. “Creo que actualmente ya nadie se atreve a hacer envíos por mar, dado que los productos siempre llegaban en condiciones bastante desastrosas. La papaya es un producto muy difícil y mi consejo es consumirla en el propio lugar de producción. No obstante, a veces encontramos buenas papayas en nuestros mercados, especialmente de la variedad Formosa de gran tamaño. Las limas también deben usarse cuando están maduras. A medida que se aclara su color aumenta su cantidad de zumo. Los productos brasileños y últimamente los colombianos a menudo llegan con el color claro correcto. Sin embargo, el mercado aún no está preparado para este cítrico y continúa buscando fruta verde, muchas veces de origen mexicano, de un verde intenso pero con muy poco jugo".

Papaya

"La producción de frutas exóticas en los últimos años también se ha desarrollado bien en Italia, especialmente de mango (de agosto a octubre), aguacate (de noviembre a abril), lima (de agosto a octubre), pero también de fruta de la pasión, papaya, lichi y finger lime. Todos estos cultivos se concentran en Sicilia, al menos la mayoría. El consumidor tiene una buena predisposición de consumir el producto nacional, considerado más fresco, con más garantías y con un menor impacto ambiental", concluye Mancuso.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor