Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

IKEA se compromete a ofrecer envases biodegradables a base de setas

Los residuos de envases convencionales constituyen una parte masiva de la contaminación de plástico que daña las vías fluviales, los animales y los recursos naturales. Además de eso, el plástico proviene del petróleo, que en sí mismo es un recurso extremadamente limitado. La fabricación de plástico contamina incluso el aire. Después de su uso, el plástico permanece por generaciones, filtrándose en la tierra y el agua, donde los animales lo ingieren.

Los envases a base de setas y otras plantas, por otro lado, usan una parte de la energía requerida para fabricar plástico, producen emisiones mínimas de carbono y, naturalmente, se descomponen en la tierra sin contaminar. Por lo tanto, lo que IKEA puede describir como un "paso pequeño pero significativo" podría ser la respuesta final para reducir la producción y el desperdicio de plástico mientras se protege la salud animal y humana.

Sin duda, las empresas europeas lideran el camino hacia la fabricación y el desarrollo de productos y envases más ecológicos. El último ejemplo ha sido el gigante de la decoración del hogar IKEA, que ha aumentado su compromiso con la innovación sostenible mediante el uso de envases a base de setas, eliminando la necesidad de otros materiales contaminantes.

Enviar productos de un lado del planeta al otro implica garantizar que la mercancía llegue sin daños. La mayoría de las veces, la espuma plástica o el poliestireno son el material liviano seleccionado para ese fin.

Pero IKEA reconoce el daño al planeta que causa el poliestireno, principalmente porque necesita cientos (si no miles) de años para descomponerse en el vertedero. Por el contrario, el envase a base de plantas puede deshacerse en cuestión de semanas. Desarrollado por la empresa de diseño de productos, Ecovative Design, el material a base de micelio se llama Mushroom Packaging o MycoComposite. El material se produce en un ambiente controlado en menos de una semana, lo que brinda una opción sostenible para cualquier requisito de envasado que pueda surgir.

El micelio funciona en conjunto con varios materiales de origen vegetal, como el cáñamo, la cáscara, la avena tamizada y las rebabas de algodón. La fabricación del nuevo material de envasado comienza en la fundición Ecovative Design, en Green Island, Nueva York, donde la empresa ya se ha asociado con varios agricultores locales.

 

Fuente: dornob.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor