Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Cirad presenta una alianza para hacer frente a las amenazas de la producción mundial de banana

La fusariosis R4T amenaza con diezmar las plantaciones de bananas. Esta enfermedad llegó hace muy poco a Latinoamérica, de donde sale el 80% de las exportaciones mundiales de bananas de mesa. Incurable, también la llaman el mal de Panamá (raza 4 tropical), se propaga rápidamente y no da ninguna oportunidad a las variedades Cavendish, que representan el 100% de las producciones de bananas para exportación. Frente a esta situación de urgencia, Cirad ha lanzado, el 6 de febrero de 2020, en la feria Fruit Logistica de Berlín, una iniciativa, la World Musa Alliance. Tiene como objetivo reunir al mayor número de agentes para aportar rápidamente soluciones frente a las amenazas que pesan sobre la producción mundial de bananas.

Llegada en el continente americano en 2019, tras el sudeste asiático, una parte de Oriente Próximo y el este de África (solamente Mozambique), la fusariosis R4T amenaza la producción de bananas a nivel mundial. Enfermedad incurable causada por un hongo del suelo, genera importantes pérdidas en el rendimiento. Cavendish, el grupo de variedades que domina desde hace decenas de años los sectores de la exportación, es particularmente sensible. Frente a los impactos económicos y sociales potenciales de esta enfermedad, Cirad propone actuar tanto en la diversidad de las variedades como en las prácticas agrícolas para contenerla mediante una alianza mundial, la World Musa Alliance.

Esta alianza establece como objetivos producir los conocimientos necesarios para el desarrollo de nuevas variedades y sistemas de producción, así como crear variedades resistentes a la R4T.

Mayor diversidad genética
Diversificar las variedades y cambiar las prácticas agrícolas: estos son los dos grandes mensajes aportados por el documento fundacional de la alianza, revelada el 6 de febrero. "No se trata de hacer lo uno o lo otro, sino más bien los dos al mismo tiempo", destaca Denis Loeillet, corresponsal de Cirad para el sector bananero.

La variedad "todo Cavendish" muestra sus limitaciones: la variedad utilizada por todos, en este momento es extremadamente sensible a la fusariosis R4T. Para evitar reproducir el escenario de Gros Michel, que era el grupo de variedades dominante antes de sucumbir a la fusariosis de raza 1 en los años 60, Cirad propone introducir la diversidad genética en el sector de la exportación.

Pero la mejora genética del banano, que es de una complejidad extrema, no será suficiente para asegurar el sector. La lucha contra la enfermedad también pasa por el desarrollo de sistemas de cultivo adaptados. Finalmente, es también la oportunidad de revisar los sistemas de producción teniendo como objetivos aumentar su biodiversidad y reducir el uso de pesticidas.

Federar el mayor número de agentes posible
"Proponemos que esta alianza federe una amplia gama de participantes de todo el sector, lo que será uno de sus puntos fuertes. Se apoyará en la coordinación estrecha de los diversos agentes claves del sector (productores, operadores comerciales, interprofesionales) y los centros de investigación. También proponemos que esta alianza trabaje siguiendo un principio de producción de bienes comunes accesibles para todos", detalla el documento fundacional de la alianza. Los primeros signatarios del documento propondrán en los próximos meses los principios de funcionamiento de esta iniciativa, su gestión y su modo de financiación.

El mercado mundial de la banana, bajo la amenaza de la fusariosis R4T
La producción mundial de bananos y plátanos asciende a 137 millones de toneladas, de las cuales el 70% está formado por bananas y el 30% por plátanos para cocinar. La totalidad del mercado mundial de bananas (más de 20 millones de toneladas) está basado en el grupo de variedades Cavendish, que representa más de la mitad de la producción mundial. Es la fruta con la que más se comercia en el mundo. En las regiones tropicales y subtropicales, los mercados locales se abastecen básicamente con una producción fruto de la agricultura familiar. Las bananas son grandes fuentes de nutrientes y aseguran ingresos a las poblaciones rurales. Al llegar al continente sudamericano en 2019, la fusariosis R4T ataca a la mayor zona de producción de bananas de exportación (80%) y amenaza con destruir el sector. De hecho, las variedades más cultivadas pertenecen todas al mismo grupo, Cavendish, que es muy sensible a la enfermedad. Con el descenso de las producciones, los mercados de importación se verán muy impactados, pero también los mercados locales y las centenas de millones de productores y de trabajadores agrícolas.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor