Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El agua utilizada para la producción de aguacate es proporcional a su valor nutricional

El aguacate se ha convertido en el superalimento del siglo XXI. Las mejoras técnicas en la cosecha de aguacate en los últimos años han permitido una reducción sustancial en su huella hídrica. Presente en todo tipo de dietas, ningún otro alimento ofrece el mismo valor nutricional por litro de agua utilizado en la producción y la cosecha.

El consumo de agua involucrado en la producción de aguacate se ha optimizado en los últimos años. Actualmente, la cantidad de agua necesaria para producir un kilo del superalimento varía entre 600 y 700 litros. Las mejoras técnicas en el riego, así como un cuidadoso control del crecimiento de las plantas, han reducido la cifra entre 300 y 400 litros en la última década.

La cantidad actual de agua puede parecer alta, pero en comparación con frutas como las bananas (790 litros) o las manzanas (822 litros), la cantidad de agua que necesitan los aguacates está por debajo de la cifra promedio en el mercado de frutas y hortalizas. En cuanto a los cereales, el arroz requiere 2.500 litros por cada kilo producido. Por otro lado, en los alimentos de origen animal, como el pollo y ternera, la cantidad respectiva de agua utilizada alcanza los 4.325-15.415 litros, según estudios de la Institución de Ingenieros Mecánicos (IME).

Cosecha de aguacate en todo el mundo
El aguacate es una fruta que se adapta a diferentes zonas climáticas de todo el mundo. De hecho, una gran proporción de las zonas donde se produce, como Colombia y México, tienen altos porcentajes de lluvias y no requieren riego en las plantaciones. La mayoría de las fincas comerciales de Sudáfrica emplean sistemas de riego eficientes, y en las zonas secas, los agricultores usan técnicas únicas para regar sus cultivos. Por ejemplo, las fincas israelíes utilizan agua desalinizada y las fincas peruanas riegan con agua del deshielo de los Andes.

“La producción de las plantaciones de aguacate se ha convertido en ecológica gracias al compromiso de I + D realizado por el sector en los últimos años. No solo se utilizan los recursos hídricos naturales, que pueden provenir tanto de la lluvia como del agua del deshielo de los Andes en Perú, sino que también se han utilizado técnicas eficientes de riego y un cuidadoso control del crecimiento de las plantas en todas las etapas de la maduración de la fruta, para proporcionar la cantidad necesaria de agua en todo momento", declara Xavier Equihua, director general de la WAO.

Los aguacates son únicos en nutrientes
Por cada 100 gramos de aguacate, el aporte energético es de 167 kcal, 485 mg de potasio, 73.23 g de agua, 52 mg de fósforo, 29 mg de magnesio, 12 mg de calcio, además de las vitaminas A, C, E y K. Siguiendo con el ejemplo de las frutas mencionadas anteriormente, la banana o la manzana tienen una contribución energética de 90 y 52 kcal, respectivamente.

Si hablamos del tomate, la hortaliza que necesita la menor cantidad de agua para su producción, los nutrientes que proporciona son mínimos en comparación con el aguacate. La producción de tomate requiere pocos recursos hídricos, pero el aporte energético no es proporcional.

 

Para más información:

World Avocado Organization
Email: info@worldavocadoorganization.com
www.avocadofruitoflife.com 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor