Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El sector bananero colombiano contará con un nuevo laboratorio de bioseguridad

Tras la detección del Fusarium (R4T) en el norte de Colombia en agosto de 2019, las exportaciones de bananas de la región afectada experimentaron un descenso. Los envíos desde la Guajira cayeron un 44,4% por la afectación del hongo; en Bolívar la pérdida fue del 5,4% respecto al 2018 y, en César, del 16,1%. Magdalena vendió en 2019 317.972 dólares, aportando el 1% en las ventas totales al exterior.

José Francisco Zúñiga, presidente de Asbama, el gremio bananero del Magdalena y la Guajira, la zona en la que se detectó el hongo, explicó cómo se ha tratado la enfermedad y qué otras afectaciones han tenido en la región. “Si bien hubo una afectación en exportaciones porque hay 185 hectáreas que dejaron de producir, los datos del balance general de producción son positivos. En el caso de los contenedores, el año pasado se exportaron 32.500, que es la misma cantidad del 2018 y que salió de los departamentos de Magdalena, César y Guajira”, expresó el directivo.

La meta este año es no bajar la cantidad en las ventas al exterior y al menos alcanzar el mismo valor que en los dos últimos años, junto con la contención del Fusarium en la región norte. También hay que tener en cuenta las renovaciones para que se reactiven los proyectos de comercio en esta región que por la amenaza del hongo no se ejecutaron en el 2019. “En 2020 podríamos tener un crecimiento en las exportaciones del 5 o 10% respecto al año anterior, si las condiciones son las adecuadas”, dijo Zúñiga.

Asimismo destacó la gestión llevada a cabo para manejar la plaga del hongo. “A raíz del decreto de emergencia del ICA, el sector bananero tuvo una rápida reacción que ha mejorado la resiliencia del sector y se fortalecieron los protocolos de seguridad de las fincas enfermas e incluso en las fincas donde el hongo no está presente”, agregó.

Zúñiga apuntó que entre las acciones que se han tomado está la implantación de casetas y puntos únicos de entrada a las fincas, como lo establece la reglamentación en estos casos. Así se garantiza la misma desinfección y proceso a la entrada y a la salida de estas.

“De igual forma, cada finca que no está infectada ha hecho inversiones importantes y se calcula que al menos 70 millones de pesos se destinan desde cada una de ellas para mitigar el impacto”, indicó.

Actualmente se está construyendo un laboratorio en las instalaciones de Agrosavia en la zona bananera, cuya inauguración tendrá lugar en 3 meses, que ayudará a establecer un mayor control sobre los estándares de bioseguridad, el análisis de muestras y las amenazas contra la fruta, como el Fusarium.

 

Fuente: portafolio.co


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor