Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Un inusual frente frío en Turquía ha afectado a los cítricos

Un fuerte frente frío golpeó Turquía con nieve y temperaturas que cayeron a -15 °C en algunas partes del país. Los cultivos de frutas y hortalizas se vieron afectados, particularmente los cítricos en la zona de Adana, el principal productor de cítricos en Turquía, con unas 30.000 hectáreas destinadas a la producción de naranjas, limones y mandarinas.

Alrededor del 70% de las empresas han reportado grandes daños, pero los efectos serán completamente visibles en unos días. Durante 4-5 noches, la temperatura bajó a -7 °C. Afortunadamente, la mayor parte de la fruta ya se ha cosechado, pero el problema persiste debido al efecto de la filoptosis en las plantas después de las heladas, ya que las hojas se marchitan y tienden a caer.

A pesar de la fuerte y prolongada caída de las temperaturas en esa parte del Mediterráneo, generalmente caracterizada por un clima templado durante buena parte del año, algunas empresas han logrado limitar los daños gracias a algunas técnicas agronómicas.

El citricultor Ibrahim Tekin informa de que protege "las plantas de las heladas gracias a un manejo cuidadoso del suelo, el agua, la poda y los elementos nutricionales, cuyas actividades supervisa durante todo el año, no solo en invierno. Por ejemplo, debe evitarse podar demasiado tarde, especialmente hacia el final del verano, ya que puede dar lugar a nuevos brotes que no tienen tiempo de lignificarse antes del invierno".

"Para ofrecer al suelo materia orgánica adicional, los residuos de la poda deben triturarse en lugar de quemarse. Mi suelo es principalmente arcilloso y salado con problemas de respiración y toxicidad, por lo que opté por un producto de sulfato de calcio, para mejorar la estructura del suelo y producir plantas más resistentes".

"El manejo del suelo también es importante. Evitamos alterar las raíces e intentamos producir las plantas en caballones elevados además de cultivar un buen césped. También he trabajado mucho en los elementos que aportan considerables beneficios a la planta –también para hacer que los brotes sean resistentes al frío–, como calcio, fósforo y potasio para corregir las anomalías del suelo, como la salinidad. Si la planta está bien equilibrada, es más resistente a las caídas de temperatura y a las heladas".


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor