Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"El próximo paso es arrancar todo el campo"

España: Agricultores de Algemesí cobran 3 céntimos por kilo de Okitsu

La situación límite de muchos de los agricultores valencianos ha llevado a que el 14 de febrero cerca de 300 tractores y más de medio centenar de autobuses salgan de la Ribera en dirección a la capital para participar en la manifestación y tractorada convocadas por las organizaciones agrarias.

Javier Felip, productor citrícola de Algemesí, es uno de los afectados por la crisis de rentabilidad en el sector, quien ha recibido por su producción de mandarinas Okitsu tan solo 3 céntimos por kilo. "Yo no soy un caso aislado, como yo hay muchos. Todos los que tenemos Satsumas tempranas hemos recibido liquidaciones irrisorias", declaró Felip a Levante-EMV.

Según relata, posee una parcela de unas nueve hanegadas. "Es un campo relativamente joven", asegura. "Se recogieron 22.000 kilos y a mí me llegaron 800 euros, una vez se descontaron todos los gastos de recolección y de destrío. La cooperativa, que clasifica las naranjas, dijo que tenía 6.000 kilos, por lo que me llegaron a restar hasta seiscientos euros", añade.

"A todos nos pasa lo mismo, no entendemos por qué se descarta una fruta que consideramos buena. Yo estoy convencido de que, en cualquier otra circunstancia, mi cosecha habría valido unos 6.000 euros", comenta el agricultor.

A un paso del abandono
Seguramente, más de un labrador de la comarca se identificará con lo que le ha ocurrido a Javier Felip: mantener un campo, a día de hoy, cuesta más dinero del que puede llegar a producir. Según comentan otros agricultores consultados, el que ha recibido unos 8 céntimos el kilo, es un privilegiado.

"Por fortuna, yo tengo otro trabajo, que es el que mantiene a mi familia, porque del campo no podría vivir", detalla y añade a continuación: "Si a todo lo anterior le sumamos que pagué unos 600 euros en jornales para el aclareo, el coste anual de unos 1.000 euros del riego y los dos tratamientos, uno para la brotación y otro para eliminar las plagas, calculo que me habré gastado unos 2.500 euros, para que luego me den 800. Son todo pérdidas".

Para Felip, los resultados obtenidos esta campaña son un aliciente más para dejar de lado la vida agrícola: "El próximo paso es arrancar todo el campo. Que los dejemos baldíos y sin producción. Si todos los productores que no vivimos de la agricultura la abandonásemos, la economía valenciana se resentiría muchísimo porque, a día de hoy, muchas familias comen de ello", concluye este agricultor de Algemesí.

 

Fuente: levante-emv.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor