Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

España

Murcia pierde 144.000 hectáreas dedicadas a la agricultura en la última década

En la última década, la superficie agrícola de la Región de Murcia ha perdido 144.000 hectáreas que en su momento estuvieron dedicadas al cultivo de secano, pero que por la baja rentabilidad y la ubicación de las parcelas se han dejado de explotar. Estas tierras, según explican distintas organizaciones agrarias de la Región, comenzaron a ser marginales con el paso de los años y pasaron a considerarse superficie forestal en su mayoría. Es por ello por lo que la Región, según los datos del informe de Estadística Agraria de Murcia 2017/2018, ganó desde 2013 hasta 2018 un total de 123.939 hectáreas forestales.

Las tierras ocupadas por cultivos herbáceos de secano también han disminuido en los últimos seis años, perdiendo 2.800 hectáreas, y los terrenos de cultivos leñosos de regadío han perdido 1.120 hectáreas. La reconversión de los terrenos también ha hecho que muchas de estas hectáreas perdidas ahora se estén explotando con otros cultivos. Las producciones de leñosos de secano ganan 8.000 hectáreas, así como los cultivos de herbáceos de regadío, que han aumentado desde 2013 a 2018 un total de casi 4.000 hectáreas.

Coag, Upa y Asaja, las tres principales organizaciones agrarias en la Región, denunciaban este mes que los costes de producción habían aumentado un 30% en los últimos tres años, y la renta agraria en la Región había caído un 9% en 2019. La falta de beneficios a la hora de hacer las liquidaciones en las últimas campañas llevan a estas organizaciones a hablar de un aumento del abandono del campo por parte de los agricultores más arraigados al sector primario y un descenso de jóvenes que entren a explotar tanto cultivos heredados como a buscar cualquier empleo dentro del sector.

Pepe Herrera, agricultor de Cieza, es uno de los productores murcianos que ha decidido abandonar en esta próxima campaña el campo y todas sus parcelas dedicadas al cultivo de frutales de hueso en la Vega Alta.

En la última campaña, este agricultor perdió 20.000 euros por culpa, señala, de los altos costes de producción derivados de los pesticidas, abonos, energía, agua, almacén, mano de obra, entre otras cosas; y por el escaso dinero que ha recibido por los kilos vendidos. Las nectarinas, con un precio bueno de temporada a 60 céntimos el kilo, Pepe las cobró en junio de 2019 a 42 céntimos. El melocotón a 32 céntimos y el paraguayo a 30 céntimos, síntoma para él de que el campo hoy en día es insostenible.

Pepe no culpa a nadie, "salvo a las distribuidoras", a las que acusa de traer productos de terceros países sin control sanitario. Lleva tres años trabajando con beneficios por debajo de los costes y, "ante el dineral gastado", ha decidido abandonar.

 

Fuente: laopiniondemurcia.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor