Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El Biomódulo estudiará las patologías vegetales de la región

Madrid cuenta con un nuevo laboratorio de contención biológica de alta seguridad

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un Biomódulo para la investigación de enfermedades agrícolas, con la finalidad de mejorar los cultivos más representativos de la región a través del control de los microorganismos que puedan afectarlos.

Se trata del primer Laboratorio Modular de contención biológica de Alta Seguridad de la Comunidad de Madrid, y el único de estas características en España que cuenta con una cámara de cultivo. Estará dedicado exclusivamente a analizar las 8.000 plantaciones agrícolas de la región, con el fin de aumentar la competitividad y la calidad de los productos vegetales de Madrid.

La consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, quien ha inaugurado este espacio junto con los investigadores del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), ha destacado que “es el único laboratorio en España dedicado a la investigación de microorganismos vegetales y a desarrollar modificaciones genéticas en las plantas para hacerlas más resistentes a patologías.”.

Este laboratorio para el tratamiento de cultivos está situado en la finca El Encín de Alcalá de Henares, dirigido por el IMIDRA, donde los científicos del área de Sanidad Vegetal, a través de sus investigaciones, pueden detectar gérmenes, bacterias o virus, entre otras patologías. Todo ello con el objetivo de prevenir enfermedades, potenciar los productos del campo madrileño y ayudar a unos 7.800 agricultores a actuar sobre sus cultivos en el menor tiempo posible.

Para conseguir el nivel de seguridad 2+ con el que ahora cuenta el laboratorio, el Ejecutivo autonómico ha invertido 400.000 euros, y sigue trabajando para obtener, en breve, el nivel 3, el máximo para este tipo de centros. El Biomódulo cuenta con una superficie de 52 metros cuadrados en la que se integran, además de la cámara de cultivo, una sala de máquinas, un distribuidor, una sala de autoclave, un vestuario y un laboratorio. En él trabajará un equipo de cinco investigadores dirigido por una de las patólogas vegetales más prestigiosas del país, Belén Álvarez.

 

Fuente: larazon.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor