Investigación de la Universidad de Aveiro

Unos científicos portugueses descubren que la piel de la banana purifica el agua

Un equipo de investigadores de la Universidad de Aveiro ha descubierto que las pieles de la banana son excelentes filtros para limpiar aguas contaminadas con metales pesados. Aparentemente son eficaces a la hora de capturar mercurio.

Afirman que para tratar 100 litros de agua contaminada, y hacerla apta para el consumo humano, lo único que se requiere son ciertos conocimientos científicos y 291 gramos de piel de banana.

El equipo de Aveiro, dirigido por Elaine Fabre, está entusiasmado. Afirma que su descubrimiento podría revolucionar la forma en que se tratan las aguas residuales a gran escala. Lo único que hay que hacer es dejar las pieles de la banana en contacto con el agua contaminada "un cierto período de tiempo". En un proceso llamado sorción, la celulosa, la lignina y la hemicelulosa de la piel limpian gradualmente el agua al absorber sus toxinas.

Portugalresident.com cita las palabras de Fabre: "Los resultados muestran un potencial muy prometedor en la aplicación de las pieles de banana en los sistemas actuales".

 

 


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor