Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La horticultura de Almería cruje bajo el peso del virus

Decenas de miles de personas van a trabajar todos los días a los invernaderos de Almería, pero desde el 14 de marzo, solo pueden viajar juntas en un automóvil 2 personas y los autobuses solo pueden llenarse a la mitad de su capacidad. Estas medidas se han puesto en marcha para contener la propagación del coronavirus, que ha infectado a casi 80.000 españoles. Los restaurantes están cerrados y el turismo se ha detenido. Las cifras de ventas de la huerta de Europa están estancándose en estos momentos, el mercado local no funciona de forma fluida y, además, el absentismo laboral es considerable.

Medidas de higiene
“El sector está trabajando duro y, además, el Gobierno ha lanzado algunas campañas en agradecimiento a los productores, que están a la altura de las circunstancias y mantienen el suministro de alimentos. Al igual que en otros países europeos, el sector hortofrutícola es vital en estos momentos”, afirma Jan van de Blom, de la cooperativa Coexphal. “El cultivo continúa como de costumbre y los trabajadores tienen que acudir a sus puestos de trabajo en los invernaderos. Otras profesiones esenciales como los técnicos de cultivo y los proveedores también pueden entrar en los invernaderos, siempre que cumplan con las normas de distancia de seguridad e higiene. Por otro lado, la horticultura está acostumbrada a contemplar medidas de higiene estrictas debido a la alta presión de los virus. Los productores saben cómo lidiar con los virus de las plantas y han extendido estas medidas a la nueva realidad de la COVID-19. Están bien preparados y saben cuál es la mejor manera de prevenir el contagio”.

Los viveros cuentan con carteles informativos en seis idiomas para proporcionar a los trabajadores internacionales información sobre las medidas de higiene, las mediciones regulares de temperatura y los síntomas de la enfermedad. Se hace mucho hincapié en el lavado de manos: cómo, por qué y con qué frecuencia. Se han colocado geles desinfectantes en las centrales de envasado y los empleados trabajan con guantes cuando es necesario. "En el invernadero, mantener la distancia no es un problema, porque un invernadero es grande y los trabajadores suelen encontrarse muy separados de por sí", dice Jan.

Transporte
Sin embargo, el desplazamiento de los empleados hacia los invernaderos y desde estos supone un problema. Aunque el virus no está muy presente en Almería, sus consecuencias sí. Durante el período de confinamiento, solo pueden viajar 2 personas en un turismo, 3 en una furgoneta, y los autobuses solo pueden ocupar el 50% de sus plazas.

"Los autobuses que normalmente llevan a los niños al colegio ahora se usan para transportar a los trabajadores a los invernaderos, pero en Almería decenas de miles de personas tienen que ir a trabajar todos los días, y eso muchas veces no es posible", apunta Jan. Actualmente, entre el 10 y el 30% de los trabajadores de invernaderos y centrales de envasado no tienen medios para ir a trabajar, según estimaciones de la organización.

Ventas
También hay problemas en la comercialización. Almería exporta gran parte de su producción y suministra alimentos a muchos países europeos. Inicialmente, los pedidos entraron de manera muy fluida, pero ahora que el sector hostelero de toda Europa ha cerrado y el acaparamiento también parece estar disminuyendo, se están cancelando pedidos y las exportaciones se han estancado.

“Lo mismo ocurre en el mercado nacional, donde la demanda inicialmente era alta porque la población decidió hacer acopio de grandes cantidades de comida. Desde entonces, esa dinámica también se ha detenido. La temporada en Almería durará otros dos meses más. Parecía que los precios para toda la campaña estaban más o menos controlados, pero ahora las ventas se han interrumpido. Ahora es importante para nuestra región que el transporte de mercancías siga funcionando como de costumbre y que las fronteras permanezcan abiertas. Es necesario que estos productos sigan llegando a Francia, por ejemplo", continúa Jan.

También en España, el sector de las flores y las plantas está recibiendo un duro golpe. Muchas flores de primavera se producen en España. "Hacer que florezcan es mucho más difícil en los Países Bajos que aquí, incluso con luz artificial. Esas plantas se cultivan con mucha facilidad en Almería, como por ejemplo el hibisco y la dipladenia. Sin embargo, ese mercado se ha hundido por completo", dice Jan.

Plantas en macetas
En total, hay unas 500 hectáreas de floricultura en la región, principalmente de plantas en macetas. La diversidad de empresas es grande, al igual que en la horticultura alimentaria: desde pequeñas empresas familiares hasta grandes conglomerados de decenas de hectáreas. Algunos incluso alternan el cultivo de plantas en macetas con el de pimientos, tomates, berenjenas, etc., a partir de semillas en verano.

Muchas flores se venden alrededor de Semana Santa y el Día de la Madre. Muchos centros de jardinería que normalmente tienen muchos clientes en primavera ahora están cerrados. “Los productores pierden el 70% de su facturación anual en estos dos o tres meses. Varias empresas grandes tienen reservas, no así los productores más pequeños”. Harán falta ayudas para los afectados. “Habrá que esperar y ver qué pasa. Las ayudas requieren regulaciones europeas porque la ayuda estatal está prohibida. Y hay muchísima gente en España que necesita ayuda en este momento".

Para más información:
Coexphal
www.coexphal.es  

Jan van der Blom
jvdblom@coexphal.es  


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor