Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

India: "Hemos tenido que cerrar la planta de envasado por las altas tarifas de envío"

Con la India en confinamiento, el comercio se ha complicado. Pese a clasificar el comercio alimentario como un servicio esencial, no existe ninguna garantía de que los exportadores de frutas y hortalizas puedan realmente continuar con su trabajo. Además del hecho de que el distanciamiento social es difícil de poner en práctica en una planta de envasado, las tarifas de envío se han puesto por las nubes. Un exportador ha tenido que detener todas las actividades de la planta de envasado y tendrá que aguantar un fuerte golpe hasta que el confinamiento se levante.

Ha pasado casi una semana desde que la India comenzó el confinamiento y, como se esperaba, el comercio ha recibido un duro golpe. al principio, no se sabía con seguridad si las exportaciones de alimentos podrían continuar, pero, según Kaushal Khakhar, CEO de Kay Bee Exports, el Gobierno ha aclarado que el comercio alimentario es un servicio esencial y que, por consiguiente, puede operar con las debidas precauciones. "Nuestras operaciones tienen permiso para continuar, pero es difícil cuando el Gobierno sigue enfatizando la importancia del distanciamiento social. En el campo no es un consejo difícil de cumplir, porque hay mucho espacio para que los trabajadores se mantengan alejados. En las plantas de envasado, en cambio, es un concepto complicado".

Pese a que el Gobierno indio trata de mantener el flujo comercial con el relajamiento de las restricciones en el comercio alimentario, Kay Bee tuvo que decidir el cese de la actividad en la planta de envasado: "Los problemas con el distanciamiento social no es el motivo de que hayamos decidido cerrar la planta de envasado. La verdadera razón es el aumento de los costes del transporte; las tarifas de envío son tres o cuatro veces más altas que antes. Así es muy difícil de vender a cualquier cliente, así que hemos optado que, por ahora, ya no es viable seguir envasando el producto. Por tanto, hemos tenido que cesar nuestras actividades en la planta de envasado por las elevadas tarifas de envío, pese a que el Gobierno permite la continuación del comercio alimentario. Tenemos una cantidad sustancial de producto destinado al mercado nacional, así que, sin duda, estudiaremos cuáles son nuestras opciones en él. No obstante, algunos productos no son aptos para el mercado indio, y en esos casos tendremos que asumir las pérdidas. Los cultivos más afectados ahora mismo son las hortalizas, como el maíz baby", explica Khakhar.

Khakhar es consciente de que este confinamiento no durará siempre y hace lo que puede para asegurarse de que su negocio pueda retomarse una vez levantado el confinamiento. "Nuestro objetivo más importante ahora mismo es garantizar que los ciclos vegetativos se reanuden con normalidad, no hay que alterarlos. Estamos trabajando con la suposición de que el confinamiento acabe de aquí a unas dos semanas, y esperamos que los negocios se desarrollen con normalidad en ese momento. Naturalmente, las tarifas de envío serán más altas que antes, pero esperemos que sean razonables. Si el confinamiento se alargara, los problemas que estamos teniendo ahora se acrecentarán. No obstante, si el Gobierno decide que es necesario para la seguridad del pueblo indio, entonces, desde luego, apoyaremos esa decisión".

La exportación de mangos a los Estados Unidos, Corea del Sur y Japón sería una opción, pero a causa del protocolo actual, que requiere que un funcionario del país importador compruebe el envío antes del transporte, es imposible en estos momentos. "Estamos solicitando a esos países, a través de las agencias del Gobierno indio, que cambien el protocolo actual. Según se establece en él, el producto de la India debe ser inspeccionado por un inspector japonés o surcoreano. En las circunstancias actuales, es imposible. Creemos que la solución sería que un funcionario indio inspeccionara el producto antes de su transporte, y que después se hiciera otra inspección a la llegada de la mercancía a su respectivo puerto japonés o surcoreano. Esto garantizaría la continuidad del comercio alimentario como de costumbre, manteniendo las inspecciones en ambos extremos del comercio", finaliza Khakhar.

Más información:
Kaushal Khakhar
Kay Bee Exports
Tel.: +91 98 7040 5667
Email: Kaushal@kaybeeexports.com 
www.kaybeeexports.com  


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor