Hans Korsten (Países Bajos) sobre la temporada egipcia:

"El sector citrícola será uno de los pocos en beneficiarse de esta situación indeseable"

Las diferencias en la capacidad de combatir el coronavirus son enormes entre Países Bajos y Egipto, de acuerdo con el holandés Hans Korsten, residente en el país norteafricano. No obstante, es de esperar que el sector citrícola egipcio sea uno de los pocos en beneficiarse de esta situación indeseable.

Hans Korsten conoce bien Egipto, ya que vive en el país desde hace 31 años. Allí ha trabajado como intermediario para varias empresas. Hans comenta que Egipto también ha tomado medidas estrictas en un intento por detener la propagación del virus. “Con el confinamiento parcial, la obligación de trabajo desde casa, el cierre de escuelas y de restaurantes y ofreciendo tanta información como sea posible a la población, el Gobierno egipcio también está haciendo todo lo posible para controlar este peligroso fenómeno mundial. No sabemos qué pasará exactamente, pero sabemos que los bajos estándares de higiene y un nivel de educación bajo o incluso nulo en muchas zonas no ayudarán a combatir el virus de manera óptima”.

Aunque la situación se ha convertido en un verdadero desastre para la humanidad, la temporada citrícola parece todo menos perdida. Los consumidores buscan vitamina C, lo que hace que sea casi imposible dar abasto a la demanda de cítricos. "El producto egipcio consiguió precios altos desde el principio de la temporada debido a la previsión de una cosecha limitada y ahora se dirige hacia un nivel de precios que nunca antes se había alcanzado. Al consumidor no le asusta el precio, porque al ser la vitamina C un potenciador del sistema inmune, la lista de la compra incluye invariablemente una o dos mallas de naranjas. Un mundo ideal para el sector citrícola, pero desafortunadamente también un golpe letal para otros productos, como las sandías y las piñas, que casi han dejado de venderse”, explica Korsten.

Sin embargo, no todo es positivo para los cítricos. Hay pocos medios de transporte disponibles para la exportación y los precios de los contenedores se han disparado. "Egipto ha retirado todas las barreras para satisfacer la gran demanda, pero el confinamiento en el país podría complicar las cosas. Varios políticos hablan cada vez más de un posible confinamiento total, pero el Ggobierno todavía no parece querer declararlo. La escasa disponibilidad de contenedores frigoríficos es un problema a nivel mundial y las tarifas marítimas se están disparando. Por lo tanto, no es oro todo lo que reluce, pero el sector citrícola será uno de los pocos en beneficiarse de esta situación tan indeseable".

Según Korsten, el sistema de atención médica y las autoridades egipcias no serán capaces de absorber los enormes golpes, ya que ni siquiera es una tarea fácil en Europa. “Como en todas partes, la economía egipcia, y en particular la población, sufre mucho. Pero en Egipto, las arcas públicas no están preparadas para paliar el sufrimiento de la población, en gran medida pobre. Casi todos los sectores se ven afectados. Para la mayoría de los egipcios, esta es una catástrofe de una magnitud sin precedentes. Yo mismo llevo dos semanas confinado, especialmente por mi edad, y para respirar aire fresco solo puedo salir al balcón”.

Para más información:
Hans Korsten
Partner in Sourcing
Tel.: +20 10111 996 94 (Egipto)
Tel.: +31 6 124 156 00 (Países Bajos)
hkorsten@partnerinsourcing.com 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor