Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

¿Quiénes consumen más frutas y verduras en Europa?

Según revela un estudio comparativo del consumo de fruta y verdura en Europa, publicado este miércoles en la revista PLOS ONE y en el que han participado 37.672 personas de 21 países diferentes, el género, el nivel educativo y la afiliación regional son factores significativos que determinan el consumo de estos alimentos. De hecho, el estudio concluye que las mujeres comen de forma más saludable que los hombres, registrándose un mayor consumo de fruta y verduras entre la población de un nivel educativo más alto.

Brecha social
Inglaterra es el país que tiene la mayor brecha social en cuanto a adquisición de estos productos saludables y España o Turquía se sitúan entre los que cuentan con la menor diferencia, según los datos de 2014 de la Oficina Europea de Estadística. Aileen Robertson, docente en la Escuela Global de Nutrición y Salud de Dinamarca y asesora en nutrición de la Alianza Europea de Salud Pública (EPHA), estima que esto se debe a la posibilidad de estos países de producir sus propios alimentos. Además, explica que a las poblaciones de nivel social más bajo que viven en las ciudades les cuesta mucho cumplir la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de consumir 5 piezas de frutas o verduras al día.

En la misma línea, Tonje Holte, la principal autora del estudio e investigadora en la Universidad de Agder (Noruega), cree que Eslovenia, Portugal y España, que lideran el listado, se podrían tomar como ejemplo para países como Hungría y Checoslovaquia, los últimos eslabones de la cadena. "No hemos demostrado todavía el porqué, pero mi teoría es que los países que más consumen estos productos son los que tienen más espacio y posibilidad de producirlos”, opina la experta.

Brecha de género
Para Robertson la desigualdad entre hombres y mujeres a la hora de alimentarse es muy preocupante. Los hombres son los que más riesgo tienen de padecer enfermedades cardiovasculares y por eso es necesario, desde la infancia, enseñar cómo comer, cocinar y apreciar estos alimentos.

“Al nacer solo se quiere lo dulce y hay que acostumbrar al niño a otros sabores. Si no, nunca conseguirá apreciar lo que es sano para él”, aconseja. Además, todos los expertos consultados quieren que se dejen de transmitir mensajes como que un hombre tiene que comer buena carne y que una mujer debe, mejor, pedir una ensalada para cuidar de su línea.

 

Fuente: elpais.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor