Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Junto con Compac, la productora y envasadora de Levubu se salta lo establecido con el nuevo diseño

Amondel Pakkers revela una nueva línea de envasado de aguacate de alta velocidad hecha a su medida

El año pasado, a finales de la tercera campaña de envasado de aguacates en turnos de 24 horas (más frecuentes cada vez) de finales de enero hasta mayo, seis días a la semana, Lizelle Muller, gerente de envasado y marketing local en Amondel Pakkers, comenzó, sin ayuda de nadie, a desmantelar la línea de envasado, por si acaso los planes de construir una planta de envasado totalmente nueva, ya pospuestos una vez, eran reconsiderados.

En los tres últimos años, su línea de envasado ha tenido que funcionar sin descanso durante la campaña del aguacate para hacer frente a unos volúmenes crecientes. Lizelle dice que llegaba a la planta a las seis de la mañana de un lunes y no se iba hasta el domingo por la mañana.

Este año, Amondel, sita en Levubu, Limpopo, ha estrenado una planta de envasado completamente nueva con una línea Compac de alta velocidad equipada con clasificadores ópticos, y ha superado sus expectativas; respiro bienvenido cuando el mercado local del aguacate se detuvo en seco en marzo.

Después de tres años de enormes cosechas (el año pasado, cuando la cosecha cayó en el resto del país, ellos tuvieron la mayor registrada: 430.000 cajas de 4 kg), esta temporada la recolección no ha sido buena.

Sufrieron una gran tormenta de granizo en noviembre, sequía y olas de calor a finales del año pasado (47 °C día tras día), lo cual se tradujo en calibres muy pequeños (una quinta parte del cultivo era demasiado pequeña para comercializarse) y volúmenes bajos.

Por suerte, recibieron unas lluvias excelentes en enero y febrero, las cuales llenaron los ríos y los embalses agrícolas, por lo que las perspectivas para la próxima temporada cambiaron drásticamente.

Aumento del 30% en la capacidad de envasado en la mitad de tiempo
Amondel ha finalizado su temporada de exportación, una campaña estable muy favorecida por el tipo de cambio (solo para Hass; sus aguacates verdes son para el mercado local, que a finales de marzo se desvaneció por completo con el cierre de la restauración y los hoteles), que comenzó temprano y había finalizado para el 1 de mayo.

Ha sido de gran ayuda para ello la velocidad de envasado de este año, al envasar un 30% más en el turno de un día de lo que antes se lograba en dos turnos haciendo un sobreesfuerzo. Anteriormente, se podían envasar 300 bins trabajando 24 horas de un tirón; ahora, envasan 450 con un horario de trabajo normal, más una hora de limpieza anterior, y esta temporada la línea ni siquiera ha funcionado a plena capacidad.

Esta planta de envasado acreditada por el British Retail Consortium también envasa para un pequeño número de productores más, acreditados por Global GAP y Siza. "Somos muy selectivos con quién dejamos entrar en nuestro grupo. Nuestra fruta y la planta de envasado de Amondel tienen muy buena reputación, para lo que mi padre trabajó muy duro desde la construcción de la planta en 1996", dice Lizelle. "Para nosotros, lo más importante es velar por lo mejor para nuestros agricultores".

Lizelle recuerda que de niña ayudó a pintar la antigua planta de envasado, construida con restos conseguidos en subastas y de los vecinos. La línea de envasado de Aweta (lo único nuevo de la planta original) les sirvió muy bien cuando los volúmenes eran bajos (20.000 cajas en el primer año), pero solo producía 15 bins por hora con un mínimo de 60 personas.

Planta de envasado de Amondel

Los primeros en empezar y los primeros en acabar con sus aguacates propios
El objetivo ha sido siempre salir del mercado del aguacate para el 1 de mayo, antes de la llegada de las cosechas de Tzaneen y Lowveld. "Ya hay que competir con Perú, mejor no competir con el resto de Sudáfrica también", explica Lizelle.

No obstante, en los últimos años, el éxito de su expansión en aguacate se estaba convirtiendo en algo que a la larga resultaría contraproducente, y en la planta antigua el envasado se prolongaba hasta la segunda semana de mayo.

Además, añade Lizelle, si siguieran utilizando la planta de envasado antigua con las medidas de confinamiento actuales, seguramente habrían tenido que bajar la persiana esta temporada al no poder cumplir con el distanciamiento físico.

El turno de noche queda descartado con el confinamiento, lo cual habría reducido todavía más su capacidad anterior (Lizelle señala que esto ha entorpecido el envasado de aguacate en Perú). Casualmente, la distribución de la nueva planta de envasado se presta a la normativa de distanciamiento físico.

El objetivo es envasar aguacates 10 meses al año
Así, pues, existen cien motivos por los que una nueva planta de envasado era esencial para la empresa, no solo para la gestión de la cosecha propia, sino también para avanzar hacia el envasado diez meses al año, recibiendo suministro de diferentes zonas además de las guayabas propias.

"En lugar de trabajar como locos durante tres meses al año, lo cual es difícil, sobre todo para las mujeres con hijos –y la mayoría de nuestro personal de la planta son mujeres–, ahora podemos trabajar, idealmente, diez meses al año con horarios humanos y normales", señala Lizelle. "No lo cumpliremos del todo este año porque la cosecha ha sido pobre. Manipularemos algunos de nuestros Fuerte tardíos, después una mezcla de Fuerte, Pinkerton, Hass, Rinton y Ryan de la cordillera de Soutpansberg, lo que nos llevará hasta julio. Después, tenemos agricultores que han estado plantando Lamb Hass, con lo que trabajaremos hasta agosto, y después los Fuerte fuera de temporada de la cordillera de Soutpansberg en septiembre. A finales de enero comenzamos con los Carmen de fuera de temporada y podemos envasar hasta septiembre".

Después de asegurarse un presupuesto no negociable de 22 millones de rands (en torno a 1,1 millones de euros ahora), Lizelle se puso a diseñar junto con Marius du Preez, de Masgcor, agente de Compac para Sudáfrica, una nueva planta de envasado que se adaptara al espacio limitado con el que contaban.

"Era la primera vez que hacía todo el proceso de diseño y encargo de una planta de envasado con una mujer", dice Marius. "Y el nivel de detalle que le confirió al diseño fue instructivo. Era muy práctica. Fue un verdadero placer trabajar con clientes implicados en cada paso del proceso. La experiencia en marketing de Lizelle la llevó a correr riesgos calculados en beneficio de sus propios productores".

El primer basculador en seco en una planta de aguacate sudafricana
La dedicación de Amondel a la seguridad alimentaria, además de sus exigencias hídricas, la llevaron a ser la primera empresa del sector sudafricano del aguacate en poner en marcha un basculador en seco de cajas (en la foto de la derecha).

Marius, con experiencia en el sector citrícola, señala que la ausencia en el sector aguacatero de un organismo de investigación poscosecha independiente como  Citrus Research International deja mucho espacio a la innovación en envasado y poscosecha.

"Empezamos reconsiderando cada uno de los pasos del proceso de envasado de aguacate y, sinceramente, no creo que hayamos acabado. Es realmente una planta de envasado única. Todo el proceso es distinto de lo que se ha hecho en otras plantas de envasado del país".

"Compac ha trabajado mucho para garantizar la uniformidad en la manipulación, la clasificación y la distribución de variedades redondas, pero también de otras más alargadas", continúa. "La manipulación de los aguacates de piel verde siempre ha sido un reto en las clasificadoras de alta velocidad, pero Compac ha conseguido dar cabida a la fruta alargada, como las variedades de piel verde, haciendo modificaciones en la forma en la que se asienta y rota la fruta".

Primera línea de envasado de gran escala y alta velocidad con rodillos en Sudáfrica
Las limitaciones de espacio hicieron descartar una línea de seis carriles con calibradores de copa. Para lograr altos volúmenes, se decidieron por una línea de envasado de alta velocidad con rodillos, una tecnología relativamente nueva en el sector del aguacate sudafricano, y la primera línea de envasado de aguacates de alta velocidad de su tamaño en el país sin calibradores de copa.

Planta de envasado de alta velocidad sin rodillos para aguacate (y guayaba)

Permite la manipulación de los mismos volúmenes, pero en un espacio mucho más reducido, según Piet Muller, padre de Lizelle y expresidente de la Asociación de Productores Sudafricanos de Aguacate. "Es la primera clasificadora óptica de aguacates en la región de Soutpansberg. Hemos diseñado la nueva línea teniendo en cuenta nuestros cuellos de botella, racionalizando el flujo de producto enormemente", explica, y añade que sus llenadores automáticos de cajas todavía no son muy comunes en el sector sudafricano.

Lizelle esperaba 40 salidas, pero tuvo que conformarse con 32. La gerente disfruta sentándose con su software de clasificación óptica para enseñarle las características de los diferentes cultivares y las anomalías de la temporada, por ejemplo que esta temporada han llegado aguacates Fuerte con el cuello muy largo de algunos huertos por el calor extremo.

Gestión continua de la temperatura de la pulpa
La mayor tranquilidad que aporta el nuevo sistema seguramente sea la zona de cámaras frigoríficas, eficiente energéticamente y con control remoto, con capacidad para enfriar 140 palés simultáneamente, y que ha sido instalada por Soutpansberg Verkoeling, con los que colaboran desde hace mucho tiempo.

Ahora, la fruta de cada calibre entra por separado por su entrada propia a la zona de preenfriamiento y paletización, avanzando de manera continua hacia las cámaras frigoríficas a un paso más rápido. Se tardan unas 12 horas en alcanzar la temperatura adecuada antes de la salida de la carga.

"Estamos diseñando un sistema con el que se pueda controlar de manera continua la temperatura de cada palé de la cámara frigorífica. Creo que somos la única planta de envasado del sector del aguacate que puede hacerlo", apunta Piet. "Gestionamos la temperatura de la pulpa de la fruta en lugar de la temperatura de la cámara frigorífica".

Anteriormente, la temperatura de cada palé se medía manualmente tres veces al día. Ahora, Lizell puede controlar y ajustar la temperatura de la pulpa de la fruta de cada palé desde donde se encuentre. Ahora puede planificar la carga en función de la temperatura de la pula de cada palé y de sus existencias disponibles. Con las interrupciones de los envíos esta temporada, se han ceñido a un programa estricto según el cual cada palé se ha enviado en un plazo de dos días.

Sistema basado en la nube y sin papel
Antes, Lizelle tenía que estar presente casi cada hora de envasado para adelantarse a los cuellos de botella. En ocasiones, dice, era un caos.

Ahora puede supervisar de manera virtual todos los procesos, en especial los de las cámaras frigoríficas, la zona de mayor riesgo en la que un productor de aguacate puede perder más dinero. Lizelle señala que un contenedor de aguacates está valorado en cerca de un millón de rands (más de 50.000 euros).

Amondel es una de las primeras plantas de envasado sudafricanas que funciona con un sistema administrativo totalmente sin papel y basado en la nube, por lo que un agricultor ya tiene el comprobante de recibo antes incluso de que el conductor del camión regrese a la finca. En cualquier momento, Lizelle puede informar a un agricultor de qué cantidad de su fruta se ha envasado, y puede hacer un seguimiento de las existencias, los calibres y las cámaras frigoríficas en tiempo real.

Lizelle explica: "Despachamos basándonos en esta información y, una vez despachada la fruta, todo se hace de manera electrónica. Se genera un archivo en el ordenador de la cámara frigorífica y contamos con lectores de códigos de barras, por lo que no se puede cargar nada que no esté vinculado al documento de envío para el despacho".

Prescindir del papel ha permitido un funcionamiento más fluido de la planta de envasado y una mayor eficiencia, añade Piet. "La información se incorpora en cada fase del proceso y apenas se necesita papel".

También permite que se conecten de manera remota los técnicos para las labores de mantenimiento.

"Asumimos grandes riesgos"
"Asumimos grandes riesgos con esta planta de envasado, pero estoy muy orgulloso de lo que hemos conseguido", dice Marius. "Participar en el sector del aguacate en estos momentos en los que hay tantas lecciones que aprender es muy emocionante".

Añade que ha sido la colaboración entre Compac, Masgcor y Telecontrols (responsable de toda la automatización, la instrumentación y la instalación eléctrica), así como las aportaciones del cliente, lo que ha hecho que este proyecto se haya convertido en un gran éxito.

El último tramo de la temporada ha comenzado con una mayor actividad en el mercado mayorista y, después de que algunos retailers recortaran sus pedidos a la mitad al inicio del confinamiento, la demanda también ha mejorado. La mayoría de sus aguacates han llegado a Europa.

"Mi padre se ríe de mí, pero yo le digo que de aquí a dos años quiero envasar un millón de cajas", afirma Lizelle. "Compac me llevó a Chile hace dos años para ver todas las líneas de envasado que hay allí, y cuando regresé le dije a mi padre: 'esto es lo que quiero', ¡y ahora tengo una planta de envasado así! Es tan sencilla y limpia, apenas hace ruido, casi se creería que no está conectada".

Más información:
Lizelle Muller
Amondel Pakkers
Tel.: +27 82 853 8779
Email: lizelle@amanabdy.co.za

Marius du Preez
Masgcor & Compac
Tel.: +27 82 529 5824
Email: marius@masgcor.co.za
https://www.masgcor.co.za/

Dewet Kotze
Telecontrols
Tel.: +27 82 888 6665
Email: dewet@telecontrols.co.za


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor