La campaña española del ajo arranca con buenas perspectivas

La Mesa Nacional del Ajo ha analizado el inicio de la campaña actual española, destacando que arranca con buenas perspectivas, favorecida por la ausencia de existencias del año pasado y por un aumento considerable de la demanda de esta hortaliza por parte de los consumidores. Sin embargo, como puntualizó la entidad en un comunicado emitido el jueves pasado, a pesar de estas buenas expectativas, "los cambios tan rápidos en el mercado mundial que está ocasionando la crisis de la COVID-19 hace que exista mucha incertidumbre en la evolución de la demanda y precios".

En este sentido, ha advertido que en estos momentos China está ofertando mercancía, retenida por la COVID-19 a precios muy bajos, pero de momento "el mercado prefiere el producto de España, aunque se desconoce su evolución a medio y largo plazo".

En cuanto a la campaña en sí, en las zonas más tempranas como Andalucía, "las preocupaciones por falta de mano de obra se han ido disipando y no se espera que sea un problema", ha señalado la Mesa Nacional del Ajo. Aunque, ha añadido, en Castilla-La Mancha, la principal zona productora de ajo, y en otras zonas como Extremadura, Madrid o Castilla y León "todavía existen dudas de si contarán con la mano de obra suficiente", ya que se observa la llegada de trabajadores de campañas anteriores y las bolsas de demandantes de empleo de organizaciones agrarias y cooperativas agroalimentarias han registrado un número elevado de demandantes.

Asimismo, ha indicado que las intensas lluvias de los últimos días han retrasado la campaña y en los ajos más tempranos han ocasionado algunos problemas, fundamentalmente con la aparición de la estenfiliosis del ajo (conocida comúnmente como "blanquilla" o "mancha blanca").

Buena cosecha
La Mesa Nacional del Ajo ha destacado que "en líneas generales, si a partir de ahora el tiempo retoma el calor que se espera en estas fechas, se estima una buena cosecha en calidad y cantidad".

Por otra parte, la entidad ha puesto de manifiesto la preocupación ante la pretensión de hacer "más verde" la nueva Política Agraria Común (PAC), ya que una de las consecuencias "es disminuir las materias activas disponibles para poder mantener la productividad y competitividad de la agricultura".

También ha hecho hincapié en la importante generación de mano de obra y riqueza del sector del ajo, que generará en torno a 1.500.000 jornales durante esta campaña, así como su balanza comercial positiva, ya que en torno al 63% de la producción del ajo de 2019 se vendió fuera de España.

 

Fuente: eldiario.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor