Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

De campo abierto al sistema semihidropónico

Los productores de fresas elevan el cultivo en los invernaderos para responder a la demanda del mercado

Debido a que la demanda y los retos en cuanto a cultivo y mano de obra no paran de crecer, cada vez son más los productores de fresas en campo abierto que se han cambiado al cultivo hidropónico o semihidropónico en los últimos años. El próximo paso para estos productores es elevar el sistema de cultivo para mejorar las condiciones de trabajo y las posibilidades de riego, y reducir la proliferación de enfermedades. "El creciente interés del mercado en la gama de berries en estos últimos años ha llevado al sector a crear nuevas herramientas y sistemas de producción que hace unos años eran impensables, por lo que se ha producido una gran disminución de los gastos en mano de obra", dice Isabel Ruiz, de Hydroponic Systems.

Producción al alza
La producción mundial de fresas ha crecido de manera exponencial en las últimas décadas. En especial en Europa, la superficie se ha incrementado casi un 50%. Según las cifras de Trade Map, también la producción de Norteamérica y Centroamérica ha crecido casi un 30%. "Este inmenso desarrollo lo ha provocado el fuerte crecimiento de la demanda, pues las fresas se consideran una fruta con un alto contenido de vitamina C, casi equivalente al de los cítricos", explica Isabel. La empresa española se ha especializado en la oferta de soluciones eficientes para el cultivo hidropónico. "En España, en torno al 93-95% de la producción de fresa se localiza en Huelva, la cual está principalmente destinada a los mercados europeos, cada vez más exigentes con las condiciones y técnicas de producción, debiendo ir estas orientadas a un uso eficiente de los recursos y a minimizar el impacto ambiental", añade.

Isabel explica que en el cultivo tradicional, donde se utilizan estructuras sencillas de protección del cultivo y apenas hay ningún control sobre las condiciones ambientales, también hay poco control en el uso del agua y los nutrientes. "El riego de la fresa es especialmente complejo dado que es un cultivo que se produce bajo plástico, en suelos muy arenosos con escasa capacidad de retención de agua. La fuga del agua al suelo y los riesgos de contaminación también han suscitado grandes críticas de carácter medioambiental". Además, y de especial importancia hoy en día, las plantas que se cultivan al nivel del suelo suponen un problema para la mano de obra: como el trabajo es incómodo, es más difícil encontrar trabajadores.

Sistema semihidropónico, un primer paso
En los últimos años, muchos productores han invertido en un sistema semihidropónico: el cultivo en sustratos colocados sobre el suelo. "La necesidad de la rotación de cultivos, desarrollados en gran parte por agricultores familiares en pequeñas áreas, ha influido en la investigación de nuevas formas de cultivo para dar continuidad a sus necesidades. Dado que el cultivo hidropónico se puede llevar a cabo en cualquier lugar, también puede hacerse más cerca de los puntos de distribución y consumo, con el consiguiente ahorro en costes logísticos y de contaminación ambiental", explica Isabel.

Ahora, se constata que cada vez más productores se decantan por elevar el cultivo, pues ofrece un mayor control de la cosecha, una nueva oportunidad de maximizar la producción en menor superficie y reducir todavía más el uso de recursos.

Cultivo elevado
Los sistemas elevados o colgantes han demostrado ser una solución para seguir desarrollándose. El sistema hidropónico elevado desarrollado por Hydroponic Systems ha sido una de las soluciones que les ha permitido a los productores hacerlo. "Elevando el cultivo, la proliferación de enfermedades se reduce, por lo que el uso de productos químicos baja. Y gracias a elevar el cultivo, las condiciones de trabajo mejoran mucho: más comodidad y más eficiencia. Se puede lograr una reducción de al menos un 50% en los costes de cosecha gracias a la mejora y optimización de las condiciones de trabajo. Y podemos aumentar la producción por metro cuadrado", continúa Isabel. "Esto es gracias a la mejora de las condiciones de trabajo y a la mayor densidad de plantación. Si ponemos las plantas en alto, podemos cultivar hasta 200.000 plantas por hectárea".

Isabel indica que elevar el cultivo también reduce la contaminación del suelo y la fuga de agua, por lo que la desinfección del suelo y la fertilización intensa son innecesarias. "El uso de agua es más eficiente y los productores pueden recircular el agua de drenaje. Para conseguir esto y garantizar un uso óptimo del agua y los nutrientes, Hydroponic Systems ha creado una pieza llamada Spacer. Se trata de un sistema de canales de plástico que se usa en muchos invernaderos que colocan los sacos de sustrato al nivel de la superficie. El Spacer permite una mejor ventilación entre el canal de drenaje y el sustrato, por lo que se reduce la proliferación de enfermedades y en consecuencia se mejora la salud del sistema de raíces.

Suelo uniforme
"Con esta solución relativamente sencilla, el suelo se riega de manera uniforme y así se permite un desarrollo uniforme de las raíces de las plantas de fresas. El resultado es una mejora de la calidad de las raíces, puesto que se enfrentan a menos enfermedades porque el suelo está mejor aireado y las raíces no están en contacto con los drenajes. Esto reduce la necesidad de aplicar productos químicos", señala Isabel. "Y el resultado es un mejor rendimiento del cultivo: los frutos se benefician del mejor control de la nutrición y tanto la calidad como la cantidad del cultivo aumentarán gracias a ello".

"Como podemos observar, el creciente interés del mercado en la gama de berries en estos últimos años ha llevado al sector a crear nuevas herramientas y sistemas de producción que hace unos años eran impensables", concluye Isabel. "En esto es muy importante también la reducción de los costes de la mano de obra, que es difícil y cara de encontrar porque se trabaja a ras del suelo. Según destaca la Revista Mercados en su artículo del 02/2019 sobre la recogida de fresa, en el año 2019 se lanzaron 23.000  plazas para captar mano de obra para la recogida de la fresa en Huelva, habiendo respondido a esta tan solo 970 personas, lo que supone que solo el 4,2% de los desempleados inscritos se han interesado en ella, la mentando la falta de interés en una provincia con el 25% de paro. Podemos afirmar que el desarrollo de sistemas hidropónicos elevados permite a los productores ser más eficientes tanto a nivel de calidad como de cantidad producida, respondiendo así a la demanda del mercado".

Más información:
Hydroponic Systems
Murcia, España
+34 968 89 81 81
info@hydroponicsystems.es
www.hydroponicsystems.eu

Fecha de publicación:
© /



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor