Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

"La citricultura uruguaya tiene un gran potencial"

El viernes 15 se decretó la liquidación de una de las empresas emblemáticas del rubro citrícola uruguayo, Citrícola Salteña, que ha puesto no solo a la empresa en una situación de dificultad, sino que ha afectado la estabilidad de todo el sector, precisamente cuando el país atraviesa una fuerte crisis económica y laboral agravada por el COVID-19, que ha causado el cierre de múltiples empresas y la liquidación de miles de puestos de trabajo en todas las áreas.

Regino López es empresario, productor y titular de Sanducitrus, consultado si Uruguay podría mantener su potencial exportador si cerrara Citrícola Salteña, dijo que “de ninguna manera”, y si eso pasara “sería un caos”, lo que lamentó porque es “una empresa rentable”.

El empresario destacó el potencial de esa actividad como generadora de divisas y generadora de fuentes de trabajo directo e indirecto. “Las opciones son la quiebra con la pérdida de fuentes de trabajo y de las exportaciones, o que el banco haga un análisis profundo de la realidad internacional del mercado citrícola para aplicar una financiación que permita la reconversión productiva pasando de las naranjas a las mandarinas de alto precio”, expresó.

Para López, la citricultura uruguaya tiene un gran potencial, lo que pasa es que “nos hemos quedado muy atrás en relación al resto de los países de América Latina”.

Las preferencias del mercado ha cambiado y eso ha tenido una incidencia importante en los valores de los productos. Hoy “las naranjas dejan pérdidas. El costo de mantener una quinta de naranja es de cerca 600 dólares por tonelada para venderlas a un promedio de 700 dólares FOB”. Quiere decir que ante una contingencia como el granizo o la falta de agua que genere una pérdida del 20 o 30 % de la producción ya se producirían pérdidas. Eso “no ocurre con las mandarinas Tango u Orri que tienen un costo de 620 dólares la tonelada, pero están a 1.400 y 1.600 dólares respectivamente por tonelada”.

Para la conversión de naranjas a mandarinas, en 2017 los citrícolas “pedimos financiación al BROU (Banco de la República Oriental del Uruguay), pero el banco no ha dado esa financiación” por razones que “no sé”, dijo López. "Pedimos que se incentive la producción porque los cítricos pueden ser el gran futuro de Uruguay, porque si con todas las dificultades que tenemos hemos ganado mercados ¿cuál sería el techo si esas dificultades se corrigen?", se preguntó.

López resaltó que “la citricultura puede generar 6 o 7 veces más empleo que la forestación y 40 o 50% más en el ingreso de divisas”, pero eso sucederá “si se hacen las cosas como se tienen que hacer”.

 

Fuente: lamañana.uy


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor