Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

España no reconoce la valía de las variedades antiguas de cítricos

España, líder mundial en comercialización y exportación de cítricos en fresco, es el único país productor que no tiene ninguna de sus naranjas antiguas en el registro comercial, a pesar de que la diferenciación varietal es un factor vital en este sector. Al igual que le ocurre a la naranja Navel, cuyo interés ha experimentado un resurgimiento bajo la denominación Navel Chocolate, otras 28 variedades antiguas o tradicionales valencianas, que en la terminología técnica del sector se conocen como variedades DOR (denominación oficialmente reconocida), no disponen de plantones certificados registrados en el Servicio de Plantas y Viveros del Ministerio de Agricultura.

Rechazo total
El último eslabón de una larga cadena de desencuentros ha sido la reciente publicación de la normativa del ministerio que rebaja los requisitos de control y vigilancia en los sistemas de producción de plantones, desoyendo totalmente las opiniones de los afectados y de los experimentados técnicos de la Conselleria de Agricultura. Debemos estar ante todo un hito: la Administración rebaja exigencias en algo y los propios administrados lo rechazan, quieren ser más controlados, como se ha hecho en los últimos 40 años, porque ahí está la base de su acreditación como productores de plantas de cítricos de la mayor calidad del mundo y exentas de virosis. Pero el ministerio no les ha hecho caso.

Del mismo modo se han ignorado desde el Gobierno central las lógicas aspiraciones de todo el sector citrícola por tener registradas comercialmente una serie de variedades autóctonas cuyo material sano se conserva en el banco de germoplasma del IVIA y que, si bien durante décadas han centrado poco o nulo interés comercial, su calidad intrínseca hace albergar posibilidades potenciales de futuro.

Posibilidades de futuro
¿Y por qué no hay ninguna variedad comercial DOR? Porque el Ministerio de Agricultura no ha querido. Le presentaron 29 clases antiguas, autóctonas, tradicionales (entre ellas las naranjas Pereta, Berna, Chocolate, alguna tipo sanguina, mandarinas casi orilladas...) y las rechazó todas.

Ahora, los viveros preparan una nueva presentación de tres o cuatro variedades sobre las que puede haber renovado interés en el mercado, una de ellas la Chocolate, pero el resultado es incierto. De momento, para contar con mayor defensa ante Madrid, los viveristas intentan convencer a las autoridades valencianas de la necesidad de defender estos aspectos, para que hagan fuerza ante el Gobierno central. Se trata de una cuestión que puede ser de mero prestigio, pero también de potencial interés económico de cara al futuro; si no se registra lo propio puede quedar como que es de todo el mundo y llegar el caso de que alguien se lo apropie como suyo, lo patente y haga pagar luego royalties incluso a quienes lo tenían al lado y lo despreciaron o lo desconocían.

 

Fuente: lasprovincias.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor