Ensayo de variedades en la NMSU

Nuevo México estudia incorporar el cultivo de uva de mesa

Las uvas para vino se cultivan en Nuevo México desde 1629, cuando los monjes españoles plantaron viñedos en el valle de Río Grande, cerca de la actual Socorro. La industria del vino es próspera, si bien los viticultores y productores de otros cultivos quieren diversificar su actividad. Una manera de hacerlo es ampliar el nicho de mercado de las uvas de mesa.

Los investigadores de la Facultad de Ciencias Agrícolas, de Consumo y Ambientales de la Universidad Estatal de Nuevo México han escuchado a los productores y creen que existe un potencial real de crear una industria de la uva de mesa en el estado.

Las uvas de mesa son la tercera fruta fresca más consumida en los Estados Unidos, por detrás de las bananas y las manzanas, según el Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura.

"La producción y venta de estas uvas podría tener un efecto sustancial en las economías de Nuevo México", dice Gill Giese, especialista en viticultura en el Servicio de Extensión Cooperativa de la NMSU. "Sobre todo en zonas muy afectadas por el declive de la industria de la minería, el petróleo y el gas, pero que disponen de tierras agrícolas infrautilizadas cerca de centros de población urbanizados".

La idea no son grandes operaciones comerciales como las de California o Sudamérica, sino que las uvas de mesa se consideran ideales para pequeñas explotaciones que quieran venderlas en nichos de mercado, como los mercados locales de agricultores y las tiendas de fruterías y verdulerías

La NMSU está llevando a cabo varias pruebas para determinar qué variedad prosperará en el clima de Nuevo México. Para ello, se están cultivando 15 cultivares en los centros de investigación agrícola que la universidad tiene en Los Lunas, Alcalde y Farmington.

Entre las variedades del estudio se encuentran Thompson Seedless, Princess, Himrod, Crimson Seedless, Red Globe, Autumn Royal, Autumn King, Neptune, Hope, Faith, Joy, Gratitude, Swenson Red y Everest Seedless. En mayo se plantaron seis cultivares distintos. En otoño se plantarán nueve variedades más. El estudio evaluará y estimará la aceptación de las variedades por parte del consumidor.

Según un artículo publicado en hpj.com, la prueba de variedades está financiada con una subvención para cultivos especiales del Departamento de Agricultura de Nuevo México.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor