Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

¿Qué impacto tendrá "De la granja a la mesa" en los agricultores de los países en vías de desarrollo?

La estrategia de la Comisión Europea para promover una producción alimentaria sostenible, “De la granja a la mesa”, supone un buen punto de partida para lograr una transición justa de cara a conseguir un sistema alimentario que respete el medio ambiente, el clima, y garantice medios de vida dignos para productores y trabajadores agrícolas.

Sin embargo, esta estrategia promete una agricultura más justa y más ecológica no solo en el seno del bloque comunitario, sino también más allá de sus fronteras. Por ello cabe preguntarse: ¿qué impacto tendrá en los agricultores de los países en vías de desarrollo?

Para Isabelle Brachet, asesora principal en la ONG internacional ActionAid, “De la granja a la mesa” afectará positivamente a los agricultores y a la agricultura de los países en vías de desarrollo del hemisferio sur, en esencia, de cuatro maneras. En primer lugar, la UE utilizará fondos para el desarrollo con el objetivo de apoyar áreas clave como la investigación e innovación, gestión de la tierra, adaptación climática y prácticas agrícolas agroecológicas “resilientes” en cuestión climática, y más sostenibles.

En segundo lugar, la UE presentará una norma para evitar que los productos derivados de prácticas de deforestación se importen a Europa. Este es un paso muy positivo ya que el consumo de la UE es un factor que contribuye de manera significativa a la deforestación en todo el mundo.

En tercer lugar, la UE impulsará una transición global a sistemas alimentarios sostenibles en el ámbito internacional, entre ellos, en las Naciones Unidas. El compromiso con el multilateralismo y la cooperación con otros países para abordar retos compartidos son fundamentales.

Por último, la UE tendría que aprovechar sus acuerdos comerciales para alentar a los países socios a respetar las normas europeas sobre alimentación y agricultura. 

Donde la estrategia “De la granja a la mesa” se queda corta es en su incapacidad de reconocer las dificultades existentes a la hora de encontrar un buen equilibrio entre el impulso del comercio internacional de alimentos y la promoción de la agricultura, y la necesidad de impulsar y proteger los sistemas alimentarios locales, las cadenas de suministro de alimentos cortos, donde no hay, o hay pocos, intermediarios entre los productores y consumidores y pequeños productores de alimentos, según Brachet.

“A medida que el mundo se enfrenta a los golpes de la pandemia, no debemos olvidar que el cambio climático está dañando a la agricultura, y la agricultura intensiva e industrial está perjudicando al planeta más que nunca. Es hora de aumentar la ambición de Europa para crear sistemas alimentarios más justos y ecológicos”, concluye.

 

Fuente: efeverde.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor