Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

PMA Virtual Town Hall

Así puede la tecnología ayudar al sector hortofrutícola a ser más eficiente y flexible

La sesión PMA Virtual Town Hall de esta semana se ha centrado en la tecnología. ¿Qué avances tecnológicos están cobrando importancia y han ayudado a las empresas de la cadena de suministro en el caos de la pandemia? Las tres tecnologías más importantes sacadas a discusión han sido las de pronóstico de cosecha, los sistemas de gestión del transporte y la robótica.

Pronóstico de cultivos: ventajoso para productores y retailers
Con el rápido avance de la tecnología en todo el mundo, hay disponibles tecnologías de pronóstico capaces de predecir el tamaño de una cosecha con una precisión del 90%, de cuatro a seis semanas antes de la cosecha. La principal ventaja de esta tecnología es que permite a los productores prepararse para posibles brechas en la cadena de suministro o, por el contrario, encontrar mercados para el excedente de volúmenes. Un pronóstico preciso ayuda a aumentar los beneficios porque no hay que preocuparse por el exceso o la escasez de volúmenes.

Para los retailers, conocer con precisión los volúmenes que esperar permite planificar las promociones y ajustar los precios de manera acorde. Con la pandemia, una herramienta como esta ha resultado especialmente ventajosa porque en todas partes los mercados han sido muy volátiles.

Los sistemas de gestión del transporte aumentan la flexibilidad
Los sistemas de gestión del transporte hace años que se utilizan, pero hasta ahora no se habían adaptado mejor al sector hortofrutícola. El transporte precisa de una gestión distinta en función del tipo de producto que se transporta. Uno de los panelistas ha compartido que, en el caso de las cargas secas, solo hay un a media de un cambio por carga, mientras que para las frutas y hortalizas esta media suele ser superior a seis. Por lo tanto, los sistemas de gestión del transporte diseñados para el sector hortofrutícola deben ser mucho más flexibles y adaptables que aquellos empleados para otro tipo de productos.

Durante la pandemia, la ventaja de contar con un sistema de gestión del transporte ha sido evidente. Estos sistemas permiten a las empresas reaccionar mucho más rápido a los cambios en la cadena de suministro, pero también proporcionan mucha información valiosa que ayuda a una empresa a ser lo más eficiente posible. Es información sobre cuánto se ha pagado por palé o por caja en el transporte este año en comparación con el anterior. También compara estos datos con los del resto del sector para ver en qué rango se está y cómo se puede optimizar la eficiencia.

Una cosa que nos ha enseñado la pandemia es que los mercados pueden ser muy impredecibles y que la demanda de consumo puede cambiar de un día para otro. Los sistemas de gestión del transporte ayudan a las empresas a avanzar por estos terrenos desconocidos y a hacer los ajustes necesarios.

Robótica para la cosecha
Otro reto con el que se han encontrado muchos productores durante la pandemia ha sido la escasez de mano de obra. Con esto, para muchos ha quedado claro que si ciertos aspectos del proceso se pueden automatizar, entonces es sin duda deseable. Una de las cosas para las que se pueden usar los robots es el reconocimiento de los cultivos. Pueden buscar cosas como enfermedades en las plantas, por ejemplo. Estos robots reducen la necesidad de trabajadores que se paseen por los campos o los invernaderos y pueden proporcionar una mejor cobertura de la superficie.

Uno de los avances más esperados es el de la cosecha robótica. Estos robots se han estado construyendo y ahora se están probando. Uno de los panelistas ha explicado que el objetivo es que el robot esté a la par con los humanos y puedan cosechar el producto a la misma velocidad que los trabajadores humanos. Probablemente, el robot será capaz de alcanzar una mayor precisión en cuanto a la recolección del producto a los niveles de maduración óptimos. La posibilidad del error humano se elimina de la ecuación.

Una de las mayores ventajas de la cosecha robótica es que el robot puede trabajar 24 horas al día y cosechar por la noche. La recolección nocturna también podría ser mejor para el cultivo; en el caso de las fresas, por ejemplo, hay menos probabilidad de que se produzcan magulladuras si se cosechan a temperaturas más frescas. Esto también podría incrementar la vida útil del producto y optimizar el uso de enfriadores comerciales, pues la fruta no se introduce con una temperatura cálida. El viaje hacia la robótica ya lleva unos años en marcha, pero el sector y el mundo aún están al principio; en los próximos años se producirá mucha más innovación.

La PMA Virtual Town Hall de la semana que viene pondrá el foco en la reducción de residuos.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor