Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Instituto Oceanográfico Harbor Branch de la Universidad Atlántica de Florida

Las hortalizas marinas podrían ser tendencia en los Estados Unidos continentales

Los investigadores del Instituto Oceanográfico Harbor Branch de la Universidad Atlántica de Florida (FAU) completaron recientemente un estudio de 10 semanas para determinar las condiciones óptimas de producción de tres especies de hortalizas marinas: espárragos de mar (Salicornia bigelovii), verdolaga (Sesuvium portulacastrum) y salicornias (Batis maritima). Dichas hortalizas se consumen en Europa, Asia y Hawái y podrían ser una gran aportación a ensaladas, sopas, pastas, arroces y otros platos en los Estados Unidos continentales.

Estas plantas nutritivas para el consumo humano no requieren agua dulce, sino que se producen en agua salada. Son plantas halófilas o "amantes de la sal", que es lo que les da su sabor salado. Consideradas como una hortaliza, una hierba o un aderezo cometible, se encuentran en la naturaleza en las salinas y se producen en el agua salada con el equilibrio adecuado de nutrientes. Se pueden comer crudas, escaldadas, salteadas o cocinadas en un plato.

El estudio, que forma parte del proyecto del sistema integrado de acuicultura multitrófica de la FAU para optimizar la sostenibilidad y la producción acuícola, ha probado tres sustratos diferentes para cultivar las hortalizas marinas: arena, guijarros de arcilla y solo agua. El proyecto es un ambicioso sistema que produce múltiples especies simultáneamente y está diseñado bajo la premisa de que "los desechos de una especie son el tesoro de otra". La mayor sostenibilidad ha sido el motor del desarrollo de los sistemas de acuicultura en la sucursal portuaria de la FAU, lo que ha dado lugar a avances que incluyen la reducción al mínimo tanto del uso de agua, mediante técnicas de recirculación, como del uso de energía mediante una mayor eficiencia.

En el último estudio, la planta más grande que se cosechó fue la salicornia, que se produjo en sustrato de arena y pesó casi 900 g. Aproximadamente 45 kg de las plantas que fueron producidas en el estudio procedieron de seis tanques del sistema experimental. Al final del estudio, los investigadores produjeron un total de 187 plantas, perdiendo solo dos plantas, lo que demuestra su excepcional supervivencia. La parte comestible media de las plantas osciló entre el 55 por ciento para la verdolaga, el 72 por ciento para el espárrago marino y el 75 por ciento para la salicornia. Las plantas se comportaron mejor en general en el sustrato de arena, tuvieron un color más verde en los tratamientos de arena y arcilla, y fueron de un verde más claro cuando se produjeron en los tanques de agua.

Haga clic aquí para leer el artículo completo (en inglés).


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor