Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

La verdura que llegó a España de la mano de los franceses tras la independencia de Argelia

La alcachofa, una hortaliza cuya producción en las huertas murcianas se ha multiplicado por diez en una década y que ya en la segunda mitad de los años 1980 superó las 100.000 toneladas (una cifra próxima a la actual), ha sido un vegetal muy apreciado desde la antigüedad. La alcachofa murciana ya tenía interés para los romanos y, mucho después, para los árabes que dominaron esa región.

En realidad, "siempre ha habido alcachofas en todas las vegas de los ríos de la península ibérica en pequeñas cantidades", explica el presidente de la Asociación Alcachofa de España, el productor murciano Antonio Galindo. Sin embargo, su expansión en la Región de Murcia no llegó hasta el siglo pasado, cuando finalizó la guerra de la independencia de Argelia.

"La alcachofa violeta llegó en la década de los años 60 de manos de los franceses", apunta Galindo. La entonces recién estrenada independencia argelina, lograda tras una guerra que dejó en torno a 500.000 muertos, llevó a Francia a "buscar nuevas zonas de cultivo en invierno".

El presidente de la asociación española de promoción de este alimento explica cómo "Francia traía las zuecas [de alcachofas] para proporcionarlas a los agricultores de la Vega Baja del Segura (Almoradí y Callosa)", y el cultivo "rápidamente se extrapoló a las zonas de Lorca y Campo de Cartagena, dotadas de clima cálido, y buscando los escasos pozos de agua de buena calidad para el desarrollo de la producción". La posterior puesta en marcha del trasvase Tajo-Segura disparó las posibilidades de estas hortalizas en la Región, que, a partir de entonces, fueron "colonizando mercados".

No obstante, posteriormente, la producción de alcachofa volvió al Norte de África, con un menor coste de mano de obra, lo que dio paso a la entrada de la alcachofa blanca como alternativa en Murcia, que resultó, "más cotizada por la industria en formato de corazones". La llegada de esta variedad "reactivó la demanda de producto en fresco, al juntarse con el cambio hacia hábitos saludables en la alimentación".

Nutricionistas y dietistas extendieron las recomendaciones sobre unos "beneficios para la salud que con el tiempo se han ido demostrando", apunta Galindo. "Hoy en día es una verdura que no debe faltar en nuestra cesta de la compra", concluye.

 

Fuente: laverdad.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor