Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El cambio climático amenaza el futuro de las producciones en Murcia (España)

"La agricultura de regadío tendrá que pagar a precio de oro el agua para los cultivos"

El cambio climático es uno de los desafíos a los que se enfrentará inevitablemente la agricultura en la Región de Murcia, donde fenómenos extremos como la gota fría o las tormentas de pedrisco se registran con una frecuencia cada vez mayor, provocando cuantiosas pérdidas en las producciones hortofrutícolas.

"El ciclo de lluvias y temperaturas está sufriendo graves variaciones", sentencia Manuel Martínez Rico, doctor en Recursos y Tecnologías Agroalimentarias por la Universidad Miguel Hernández. "Nos cuesta imaginar a la huerta de Europa sin producción, pero es uno de los escenarios que debemos plantearnos si no conseguimos reducir las emisiones de CO2 y revertir la escalada de estos niveles en la atmósfera", anuncia.

El catedrático en Botánica de la Universidad de Murcia (UMU), José María Egea, coincide al señalar que "los efectos del cambio climático en los cultivos de la Región de Murcia serán sumamente negativos". El experto advierte de que todos los escenarios previstos "apuntan a un aumento de las temperaturas, a una disminución de las precipitaciones y, en consecuencia, a un incremento de la desertificación y la salinización". En ese contexto, avanza Egea, "la agricultura de regadío tendrá que pagar a precio de oro el agua para los cultivos". Mientras que la de secano "no podrá subsistir por falta de agua".

El jefe del Servicio de Sanidad Vegetal de la Región de Murcia, Francisco José González Zapater, augura que la subida de las temperaturas y el aumento de lluvias torrenciales también favorecerán los daños por insectos y las enfermedades. De momento, las variaciones en el frío ya está afectando a los frutales e incrementando "problemas de fisiopatías o desórdenes fisiológicos".

A grandes rasgos, el cambio climático se dejará sentir en la Región "por una modificación del calendario de siembra y cosecha", avanza Egea. Aunque en realidad este fenómeno ya se está produciendo. Lo explica el director de la intermediaria de compra-venta de fincas Inacex, Fernando Serna: "Muchas empresas de Murcia compran o arredran ahora terrenos en zonas más altas, como Jumilla y Yecla", para poder trasladar sus cosechas a zonas suaves en las épocas de más calor. Incluso, ya es posible completar ciclos de cultivos como lechugas, por ejemplo, en campos habitualmente fríos como los de Yecla gracias a que las temperaturas han variado entre tres y cuatro grados respecto a sus valores tradicionales.

Este fenómeno ha sido aprovechado por los productores para extraer cosechas durante todo el año sin salir de la Región, desplazando en cada momento los cultivos, desde el entorno del Mar Menor a los más de 1.000 metros de altitud de zonas de Caravaca. "Algunos de los cultivos de la Región podrán seguir cultivándose, pero en latitudes y altitudes diferentes", confirma Egea.

 

Fuente: laverdad.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor