Mark van Lier, de Cerescon (Países Bajos):

"El robot de cosecha de espárragos Sparter podría cambiar las reglas del juego"

Estas semanas, la empresa holandesa Cerescon está progresando adecuadamente con el desarrollo de su robot autopropulsado para la cosecha de espárragos. De hecho, la máquina Sparter está completamente desarrollada, solo le hacen falta algunos ajustes estéticos. Cerescon suministrará las primeras tres máquinas a productores alemanes en 2021 y espera que más productores grandes e innovadores compren la máquina que cambiará las reglas del juego en la recolección de espárragos en la temporada de 2021.


Mark van Lier y Thérèse van Vinken, de Cerescon, con Roger Lenders, de la empresa holandesa Teboza (derecha)

Cerescon fabricará 10 máquinas Sparter para la próxima temporada, que costarán 350.000 euros cada una. Los que tomen la decisión más rápidamente obtendrán un precio más interesante. La adquisición de una máquina dependerá en gran medida del tiempo de recuperación de la inversión. "Eso será diferente para cada productor, porque depende, entre otras cosas, de la superficie cultivada, la distancia de conducción, la longitud y el ancho de los caballones. Hemos desarrollado modelos de cálculo en los que podemos incluir todas estas variables", dice Thérèse van Vinken, responsable de marketing de Cerescon, quien destaca que con la máquina Sparter se puede ahorrar alrededor del 50% de los costes de cosecha, ya que el robot para una fila reemplaza alrededor de 25 recolectores. Gracias al concepto de la autopropulsión, no hacen falta ni tractor ni conductor. La Sparter puede ser manejada por una sola persona.


Se requiere solo una persona para operar el robot Sparter.

La oferta de trabajadores temporeros motivados se está reduciendo, los salarios están aumentando y los gobiernos están exigiendo cada vez mejores condiciones de trabajo. "La mano de obra es el talón de Aquiles. En la última temporada de espárragos, ha sido un desafío reunir a suficientes personas. Nos ha costado un esfuerzo tremendo, aunque al final logramos completar la cosecha. No obstante, el robot Sparter puede ser una solución para el problema de la mano de obra. Llegará el momento en el que la cosecha con una máquina automatizada sea una alternativa interesante", dice Roger Lenders, director de ventas y proyectos de la empresa productora de espárragos holandesa Teboza.


La tecnología de detección en combinación con el robot de corte, la función de la recuperación de los caballones, el transporte de los espárragos y el manejo de las láminas de plástico se optimizó aún más el año pasado.

El robot Sparter fue desarrollado en estrecha colaboración con grandes productores de espárragos. Como miembro del grupo de usuarios, la empresa Teboza ha estado involucrada desde el primer momento. A Teboza no solo le interesa el ahorro de mano de obra. La promesa de que Sparter proporciona una mejora en calidad y cantidad también hace que la cosechadora sea interesante. "La calidad del espárrago depende mucho del clima. Mientras un espárrago esté bajo tierra, es potencialmente un espárrago de primera categoría. Pero cuando comienza a hacer calor, el crecimiento se acelera y es más probable que un espárrago sobresalga por encima del caballón. Tan pronto como el espárrago entre en contacto con la luz solar, existe la posibilidad de que la cabeza del espárrago se abra y la punta se vuelva violeta. Cuando eso sucede, el precio por kilo disminuye”, explica Roger.


Robot recolector

Sparter cuenta con una tecnología patentada única que permite detectar espárragos bajo tierra, lo cual evita la pérdida de calidad descrita anteriormente.

Inyectando una señal eléctrica muy pequeña en el suelo, Sparter convierte a los espárragos en una especie de antena. Se detecta la ubicación de los espárragos utilizando sondas con sensores: dedos largos de metal que se deslizan a través del caballón. Tan pronto como una sonda se acerca a un espárrago, se retira y al mismo tiempo transmite las coordenadas del espárrago al robot recolector, el cual corta el espárrago y lo coloca en una cinta transportadora que lo lleva a un contenedor. Después del corte del espárrago, la máquina restaura el caballón, lo iguala y lo presiona para que los espárragos nuevos no se tuerzan. Sparter detecta todos los espárragos, mejorando de esta manera el rendimiento en gran medida.

Haga clic aquí para obtener una explicación de la técnica de cosecha.

Los productores están muy interesados en la máquina Sparter. Cerescon hará varias demostraciones de campo en las próximas semanas. "Las solicitudes de los productores interesados en Sparter se han duplicado desde la crisis del coronavirus, porque encontrar recolectores es más difícil que nunca. Sparter puede cambiar las reglas del juego la próxima temporada, ya que mejora la calidad y la cantidad y reduce el coste de la mano de obra a la mitad en comparación con la cosecha manual", dice Mark van Lier, quien recientemente se unió a la empresa como director de ventas internacionales. En cinco años, Cerescon quiere aumentar su producción a 150 máquinas por año, enfocándose también en establecer la infraestructura adecuada para el servicio posventa y mantenimiento de las nuevas cosechadoras Sparter.

Para más información:
Mark van Lier
mark.vanlier@cerescon.com
Thérèse van Vinken
therese.vanvinken@cerescon.com
Cerescon 
Tel.: +31 (0)40 200 1041 (Países Bajos)
info@cerescon.com  
www.cerescon.com 

Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor