"Estamos teniendo una temporada gris"

El mercado del tomate no consigue recuperarse en Países Bajos

El día más largo ya ha pasado, pero la producción de tomate sigue siendo alta. No solo en los Países Bajos y Bélgica, sino en todos los demás países europeos, las producciones locales alcanzan su punto máximo, con la excepción de España, donde la temporada ya ha terminado. Los buenos volúmenes y la situación complicada en el sector horeca hacen que el mercado sea bastante ‘gris' en estos momentos.

Por debajo del coste
Las perspectivas tampoco son muy esperanzadoras. "La recuperación, que empezó a mediados de mayo, se ha estancado. Actualmente, el mercado incluso se está deteriorando con precios a veces más bajos que durante el confinamiento", señala Aad van Dijk, responsable del departamento de hortalizas de fruto en la empresa holandesa The Greenery.

"No hay picos al alza, aunque a las variedades más pequeñas todavía les está yendo razonablemente bien. El cultivo de estas variedades suele planificarse mucho mejor y, por lo tanto, el mercado es algo más constante. Sin embargo, el equilibrio sigue siendo inestable también en este segmento".

“La demanda del canal horeca ha aumentado ligeramente, pero no lo suficiente como para solucionar los problemas. Durante el confinamiento, la demanda del sector hostelero había caído a un 10% del nivel habitual, y ahora solo ha subido hasta el 30-40%. Para los tomates redondos y para los tipo beefsteak, por ejemplo, haría falta una mejor segunda mitad de la temporada, ya que el productor actualmente ni está obteniendo el precio de coste".

Difícil primera mitad de año para los productores de tomate europeos
La difícil situación hace que los precios en los Países Bajos estén ligeramente por debajo del promedio de los precios de 2019, según las cifras del mercado europeo. En España, el precio medio también está por debajo del de 2019, aunque allí el precio está muy por encima de la media de los últimos cinco años, sobre todo por la disminución de la superficie de cultivo en los últimos años como resultado de la presión de los cultivos con iluminación artificial, las importaciones desde Marruecos y la presión de los virus.

En general, los precios registrados en la UE hasta el día 23 de junio y elaborados en una serie de gráficos por la Comisión Europea están en promedio muy por debajo de los de 2019, especialmente desde mediados de mayo hasta mediados de junio. Sin embargo, el precio medio todavía está por encima de la media de los últimos cinco años.


Haga clic aquí para ampliar.

En los Países Bajos, el precio medio ha aumentado ligeramente desde mediados de mayo hasta mediados de junio. No obstante, los precios a veces están por debajo del coste de producción, al igual que en Bélgica, donde en la semana 27 se registró un precio medio en tomates en rama de 0,33 euros y en tomates sueltos de 0,28 euros.


Haga clic aquí para ampliar. La línea morada (Países Bajos) sube ligeramente hasta la semana 26.

Francia se mantiene por encima del promedio de los últimos cinco años
De los cuatro países que figuran en el resumen de la UE, el precio en los Países Bajos sigue siendo el más cercano al de 2019, aunque el precio medio holandés también es el más bajo y los márgenes son quizás los más pequeños.

El que muestra la mayor diferencia con el precio medio de 2019 es Italia con una brecha de 0,30 euros, en comparación con los 0,09 euros para España y 0,10 para Francia, cuyo precio medio, por otro lado, es superior a 1 euro (1,08 euros). Además, solo Francia está por encima de la media de los últimos cinco años.



Haga clic aquí para ampliar los gráficos.


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor