"El COVID-19 no ha hecho mella en el desarrollo de la campaña"

El aguacate español continúa su ascenso imparable, aumentando su facturación un 52,2%

El aguacate español mantiene una tendencia de crecimiento imparable. Según el balance de la campaña 2019-2020 realizado por la organización agraria Asaja Málaga, la producción de aguacate se ha incrementado un 32,7% respecto de la cosecha 2018/19 en la península, alcanzando las 81.000 toneladas, mientras que la facturación se ha incrementado un 52,2%, llegando a 189,9 millones de euros.

La cosecha por tipos de aguacate se ha mantenido en el piel verde, que ha representado unas 10.000 toneladas, un volumen muy similar a la campaña pasada, mientras que la cifra de producción de Hass, que es la variedad mayoritaria en Málaga –en Andalucía la provincia representa el 66% de la superficie de cultivo–, alcanza las 71.000 toneladas.

Para la organización agraria sorprende este incremento, aunque no tanto si se tiene en cuenta la entrada en producción de explotaciones en Huelva, Cádiz, Comunidad Valenciana y otras donde el cultivo va creciendo año a año.

Importaciones
"Es interesante comprobar cómo la zona de cultivo del aguacate en la península está expandiéndose. Y es que, aparte de las zonas tradicionales de Málaga y Granada con cerca de 15.000 hectáreas en su zona costera y de Canarias, con 1.400 hectáreas, provincias como Huelva, con unas 1.000, y Cádiz, con 800, así como la Comunidad Valenciana, con entre 600-800, están llamadas a jugar un papel cada vez más importante en el desarrollo de este cultivo. También hay que tener en cuenta ciertos desfases que se pueden producir en las cifras. Debemos tener en cuenta que España es un país productor, importador y reexportador de aguacate", señala Asaja, que valora la necesidad y obligatoriedad de un etiquetado claro para evitar que se venda como nacional fruta que no lo es.

En cuanto a los precios, la organización agraria señala que han sido similares a los de la campaña anterior. Así, si el año pasado el aguacate Hass se movió en un rango de entre 2,10 y 2,70 euros el kilo, esta campaña lo ha hecho entre los 2,20 y 2,65 euros, con un precio medio de 2,46. Los aguacates de piel verde han marcado unos precios medios entre 1,17 y 1,46 euros el kilo, siendo la cotización media de 1,34.

La facturación de la campaña española en su totalidad ha sido de 13,5 millones de euros para piel verde (10 millones la campaña pasada) y 176,3 millones de euros para el Hass (114,75 millones la campaña pasada), según Asaja Málaga, que ha destacado que durante el confinamiento entre marzo y mayo, los datos reflejan un crecimiento de la comercialización de aguacate español muy importante "sin que el COVID-19 haya hecho mella en el desarrollo de la campaña".

 

Fuente: diariosur.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor