El sector ajero español demuestra la eficacia de los protocolos anti-COVID-19 implantados esta campaña

Este año, la campaña de recolección del ajo en Castilla-La Mancha, principal comunidad autónoma productora española con más de 19.000 hectáreas cultivadas según el MAPA, se está desarrollando con total normalidad, y se espera que, como muy tarde para finales de mes de julio, todo el ajo se encuentre ya almacenado. Esta situación dará fin a un proceso que cada año comienza en el mes de mayo y que proporciona empleo a más de 10.000 trabajadores durante casi 3 meses. Sin embargo, el camino de la comercialización del ajo continúa en los almacenes de la zona, donde se emplea a más de 3.000 personas para el acondicionado, clasificado y envasado del ajo con destino al consumidor final, tanto europeo como internacional.

Como consecuencia de las medidas de seguridad implantadas tras la aparición de la pandemia de COVID-19, el pasado 16 de julio las autoridades sanitarias de la provincia de Ciudad Real detectaron 2 casos positivos por coronavirus en 2 personas de la localidad de Socuéllamos y que, con anterioridad, se habían encontrado empleadas en una empresa productora y comercializadora de ajos situada en la localidad conquense de Las Pedroñeras. Una vez comunicados estos dos casos a la empresa, esta procedió a aplicar los protocolos sanitarios establecidos para esta situación, cerrando voluntariamente durante el tiempo necesario (finalmente solo 1 día) las instalaciones para poder realizar las pruebas por parte de las autoridades sanitarias al resto de los 160 trabajadores que actualmente se encuentran empleados en esta instalación, para descartar posibles transmisiones.

Gracias a los protocolos de actuación ya instaurados en las empresas, con desinfecciones constantes de superficies y zonas de trabajo, las pruebas efectuadas al resto de trabajadores han resultado negativas, por lo que la actividad normal de la empresa fue retomada al día siguiente.

"Desde ANPCA, la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo, queremos significar que nuestro objetivo común es el de continuar aportando nuestro trabajo y esfuerzo para que los ciudadanos puedan tener disponible en los diferentes puntos de venta un alimento básico como es el ajo con la máxima seguridad posible. Todo este trabajo lo estamos realizando con la premisa fundamental de proteger la salud de nuestros trabajadores y empleados", señalan.

"Es por ello por lo que nuestras empresas productoras y comercializadoras de ajo han adoptado desde el pasado mes de marzo las máximas medidas de protección sanitaria para hacer frente a la epidemia, aplicando los protocolos de protección más estrictos en este sentido, adaptando las instalaciones y los puestos de trabajo para ofrecer la máxima seguridad posible a nuestro bien más preciado, nuestros trabajadores y empleados, y poder seguir ofreciendo a nuestros clientes y consumidores toda la calidad y beneficios saludables que aporta nuestro producto, el ajo".

Para más información: www.anpca.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor