"El azúcar de un vaso de zumo recién exprimido es el mismo que el de un refresco"

Lo natural no siempre es sinónimo de sano, como destaca el divulgador científico Darío Pescador, quien en su último libro, Tu mejor yo, desmonta la idea de que los zumos exprimidos sean una alternativa más sana frente a los refrescos y jugos industriales, a partir de uno de sus componentes naturales: el azúcar. Y es que para el organismo, “el azúcar de un zumo de naranja recién exprimido es igual que el azúcar de un refresco”, así que nutricionalmente no hay diferencia, apunta Pescador en su libro.

Salvando las distancias en cuanto a otros componentes perjudiciales que poseen los refrescos o los zumos industriales, en los zumos naturales el problema no está tanto en el proceso de exprimir (que también), sino en la cantidad de piezas que se necesitan para conseguir un vaso. “En un vaso de zumo tienes el equivalente a cuatro o cinco naranjas, muy pocas personas se comerían tantas piezas enteras”, señala Pescador, que añade: “En ese vaso solo tendrías el azúcar de cuatro naranjas, y dejas atrás la fibra”.

En una naranja, la cantidad habitual que una persona podría consumir, “encuentras seis gramos de azúcar, pero en un vaso de zumo tendrás el equivalente a esa cantidad multiplicada por cuatro”. Por ello, el divulgador advierte de que no existe diferencia con los zumos comerciales, que además poseen otros ingredientes poco sanos.

El mejor smoothie: el gazpacho
¿Y qué ocurre con los llamados smoothies? Desde hace años, estas bebidas preparadas a base de fruta y verdura son una especie de tendencia de la conciencia saludable. Sin embargo, el problema del azúcar no queda atrás con ellos. Según Pescador, la clave vuelve a estar en las cantidades: “En los smoothies que encontramos en supermercados y tiendas hay muy poca cantidad de verdura, la receta suele ser varios tipos de fruta y algo de verdura, estamos en las mismas”.

“Nuestro organismo no ha evolucionado para consumir tanta cantidad de azúcar, porque no hay nada en la naturaleza que tenga tanto", concluye Pescador. Así, la alternativa es clara: mucho mejor consumir al menos una pieza de fruta al día y dejar otras versiones para momentos puntuales.

 

Fuente: cadenaser.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor