La "Salmonella" se convierte en el caballo de Troya de los vegetales de hoja

La Salmonella es uno de los microorganismos responsables de las intoxicaciones alimentarias en verano, ya que se pueden ingerir a través de algunos alimentos, como las verduras de hoja, si no se lavan correctamente.

Sin embargo, una investigación de la Universidad de Delaware llevada a cabo por el biólogo de plantas Harsh Bais y sus colegas ha demostrado que el lavado exhaustivo de los alimentos podría no eliminar la presencia de Salmonella en los vegetales, ya que algunas cepas de esta bacteria habrían desarrollado un método para "colarse" dentro de las hojas verdes de las plantas, escondiéndose entre los estomas –unos pequeños orificios que se abren y cierran de forma natural para regular su temperatura–, con una maniobra similar al legendario caballo de Troya.

Este hallazgo puede tener grandes implicaciones respecto a la seguridad alimentaria en el futuro, tanto en el momento de cultivar determinados alimentos en fincas como en el momento de su procesado, venta y consumición.

Según comentan los mismos investigadores, se trataría de un extraño caso de un patógeno humano que se comportaría como los patógenos que infectan a las plantas. Y, además, se está viendo que a medida que las plantas se mejoran para aumentar el rendimiento a cambio de reducir su potencial inmune, o bien cuando se cultivan demasiado cerca del ganado, hay un claro aumento del riesgo de infección por el consumo de dichas plantas.

A todo ello hay que sumar el problema de que, incluso con lavados y tratamientos químicos, no es posible limpiar bacterias que ya se han introducido en las hojas de las plantas. En estos casos es mucho más fácil que las infecciones se propaguen por el agua o por el mismo contacto humano.

Aun así, los investigadores sugieren que existen claras mejoras en los controles biológicos y los controles de seguridad tanto en los sistemas de riego como en los de limpieza, los cuales a su vez se pueden adaptar frente a hallazgos como este. Según comentan, el problema mayoritario quedaría en los productos externos, no procesados ni sometidos a métodos de seguridad alimentaria, que sí podrían continuar albergando y transmitiendo infecciones alimentarias.

 

Fuente: elespanol.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor