Jorge Brotons, gerente de Bonnysa: "Volvemos a cultivar uva después de 25 años"

"Procuramos ser muy ágiles eligiendo variedades que nos permitan seguir siendo innovadores"

El mercado europeo del tomate está pasando por importantes cambios, tanto en el potencial productivo de los diferentes actores como en las tendencias y preferencias de consumo. ¿Cómo se sobrevive en un mercado cada vez más competitivo? La diversificación de productos y la constante selección de variedades es una de las claves de Bonnysa, que además de producir y comercializar unas 35.000 toneladas de tomate anuales, está encontrando un gran potencial en el cultivo de frutas tropicales, productos de IV y V gama, y uva de mesa, cuya producción retoma después de 25 años. 


Jorge Brotons, gerente de Bonnysa Agroalimentaria.

"El tomate español pasa por momentos difíciles en variedades más tradicionales"
La compañía produce tomate durante todo el año, aunque los volúmenes son más bajos en los meses de verano. Actualmente exporta el 90% de lo que producen en fresco a la UE, destacando como destinos Alemania, Reino Unido y los Países Bajos, enfocados principalmente al retail

Si bien España ha dominado los mercados europeos en los últimos años, cabe destacar el crecimiento imparable de otros países terceros como Marruecos y Turquía, que están ganando cuota de mercado en Europa, mientras que Países Bajos parece extender cada vez más su calendario.

"Efectivamente, la cuota de mercado del tomate español corre riesgo en Europa", explica Jorge Brotons, gerente de Bonnysa. "Encontramos que las reglas del juego no se aplican a todos por igual, hay una permisividad sobre países terceros que trabajan con unas condiciones mucho menos exigentes en cuanto a temas fitosanitarios, medioambientales y laborales. España es un país que cumple estrictamente con la normativa y debe exigir que los derechos y obligaciones estén al mismo nivel. En estos momentos de crisis sanitaria y el nuevo escenario post-COVID-19, es cuando Europa debe ser aún más firme y poner en valor todo el tejido productivo europeo. Debemos ser fuertes en nuestra agricultura y tener una capacidad de autosuficiencia. No podemos depender de terceros".

"El tomate español pasa por momentos difíciles en cuanto a lo que se ha producido habitualmente. En nuestro caso hicimos ya un giro cinco años atrás, centrándonos en nuevas variedades en las que priman el sabor, la textura y que son actualmente las más demandadas por los consumidores. Estas variedades requieren de una especialización y por ello tienen mayor valor", señala el gerente de esta compañía. "Bonnysa está procurando en todo momento ser muy ágil en la toma de decisiones en cuanto a tomate se refiere y su comercialización, y muy estratégico en el medio plazo para elegir aquellas variedades que nos permiten seguir siendo innovadores", añade.

"Volvemos a cultivar uva tras 25 años"
Aunque el tomate sigue siendo el "core" de esta compañía desde 1956, están apostando por ampliar su gama de productos.

"Somos tomateros y queremos seguir siéndolo. Lo que estamos haciendo desde hace años es diversificar nuestros productos y gamas. Ejemplo de ello es que volvemos a cultivar uva tras 25 años. Es algo que conocemos y sabemos hacer, que en este caso tiene una 'vuelta a casa' de manera muy concreta: solo las variedades dulces, sin pepitas y supercrujientes. Para ello, contamos con la concesión de las variedades más punteras del sector y este año comenzamos las primeras comercializaciones, que crecerán exponencialmente en los próximos años", avanza Jorge Brotons.

"Afrontamos el proyecto de la uva con mucha ilusión: tenemos la infraestructura, tenemos las variedades y contamos con un equipo especializado para llevarlo a cabo", indica.

Posicionamiento en plátano y papaya. Posibilidad de abrirse paso con la pitahaya
"Hemos conseguido posicionarnos en plátano como un referente dentro del sector, con nuestra marca Bondelicious y también ahora con la marca Bonnysa. En cuanto a la papaya que cultivamos en Tenerife, también nos hemos consolidado en el mercado europeo, logrando competir y posicionarnos frente a la papaya brasileña. Todo ello con una mayor proximidad a los mercados, un menor tránsito y menor huella de carbono y una calidad gustativa muy superior", afirma el gerente de Bonnysa. "También estamos explorando el cultivo de pitahaya como un nuevo producto subtropical". 

"La IV gama está creciendo en todas sus versiones y lo hará siempre que haya honestidad"
La compañía lleva años invirtiendo en la elaboración de productos de IV y V gama. "Los clientes están seleccionando mucho lo que compran y exigen a las marcas que los productos no sean procesados como tal. En nuestro caso siempre son transformados y esa es una de nuestras fortalezas. Los ultra procesados están en el punto de mira de expertos y de los consumidores creando cada vez más rechazos", señala Brotons.

"Los hábitos de consumo quieren productos que sean fáciles de consumir y accesibles en cualquier momento. La IV gama están creciendo en todas sus versiones por ello, pero siempre que haya honestidad: sin añadidos químicos ni procesos de producción agresivos", advierte.

En su Planta de Progresión y Perfeccionamiento de Productos Hortofrutícolas, Bonnysa trabaja diferentes líneas de productos.

"En cuanto a derivados del tomate, disponemos de un tomate rallado –que este año ha sido Sabor del Año en España–, nuestra bebida de zumo de tomate y el tomate seco. A esta se une la Saborsada® vegetal de tomate y una nueva línea de tomates marinados que van a sorprender a los consumidores".

"El guacamole sigue aumentando sus ventas, tanto en el mercado nacional como en el europeo, incorporando nuevos formatos de mayor tamaño y en el que seguimos trabajando para ampliar la gama y los formatos de consumo. Vamos a seguir explorando nuevos productos con y sin base en el tomate, ya que estamos experimentando que el público da gran aceptación a nuestros productos por su carácter siempre fresco y natural; sin aditivos ni conservantes", continúa Jorge Brotons.

"La principal ventaja de estos productos es que siempre son naturales y frescos. En nuestro caso es parte de nuestro ADN y lo que el consumidor exige cada vez más, para nosotros es nuestra norma desde los inicios. Por otra parte, los desafíos son el llegar más lejos con productos naturales cuya vida útil es más larga. Apoyándonos en la tecnología, sabemos que podemos conseguirlo".

 

Para más información:
Manuel Escoda
Bonnysa Agroalimentaria 
M: +34 633 700 705
manuelescoda@bonnysa.es
www.bonnysa.es


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor