Por el momento, los mayores proveedores son holandeses y alemanes

¿Cuáles son las oportunidades en Rusia para las empresas italianas?

Rusia está aumentando su superficie de cultivo en invernadero. En otro artículo sobre la producción hortofrutícola invernada en Rusia, Natalia Rogova, directora general de la Asociación Rusa de Productores de Cultivo en Invernadero, explica la situación actual. Pero, ¿cuáles son las oportunidades para las empresas italianas en el gran mercado ruso?

La consultora Evgeniya Kravchenko

Evgeniya Kravchenko, consultora en Italia para el mercado ruso, está convencida de que las empresas italianas también pueden encontrar su mercado en Rusia. Los principales competidores de los italianos, a saber, los holandeses y los alemanes, tienen sus representantes en Rusia, precisamente para mantenerse en estrecho contacto con los productores rusos que cultivan sus frutas y hortalizas en un entorno protegido. Las empresas italianas interesadas en desarrollar el mercado ruso podrían reducir los costes de marketing y promoción en este mercado si trabajan juntas.

"Si estuvieran unidas, las empresas italianas podrían presentar sus productos mejor y ofrecer a los rusos un servicio integral. Se podría crear una asociación, una 'ventana italiana en Rusia', que les permitiría a las empresas italianas crear relaciones con clientes potenciales rusos a través de diversos eventos y talleres de presentación de productos", explica Evgeniya.

Evgeniya cree que esta ‘ventana italiana’ debería abrirse lo antes posible, antes de que los fabricantes rusos de estructuras y herramientas se vuelvan autónomos. En Rusia existen numerosas asociaciones de productores que podrían beneficiarse de esta asociación con Italia.

Natalia Rogova (en la foto de arriba) explica a los lectores de FreshPlaza cuáles son los principales problemas de sus asociados. "En primer lugar, los productores rusos siguen teniendo una feroz competencia de las importaciones. El veto ruso sigue aplicándose a los productos frescos europeos, por lo que Turquía, Irán y otros países de Oriente Medio y el norte de África tienen vía libre. En 2019 se importaron 700.000 toneladas de productos de invernadero, y el principal desafío de nuestros productores es incrementar su producción, para poder prescindir por completo de las importaciones".

Algunas instalaciones en Rusia

Actualmente, la producción local cubre el 62% de las necesidades nacionales, pero el objetivo del estado ruso es cubrir el 85% de las necesidades del país para 2024. Como dice Natalia Rogova, los productores rusos están preparados para este desafío.

En Rusia se cultivan también fresas con éxito.

"El segundo problema es el alto precio de los productos de invernadero en Rusia, que cuestan un 25% más que los productos importados, a pesar de los aranceles y el coste del transporte de estos últimos", continúa Natalia. "Esto se debe a que los costes de producción en Rusia son mucho más altos que en el extranjero. Los gastos de gas y luz son altos para los productores rusos porque tienen que calentar los invernaderos con temperaturas externas que pueden incluso alcanzar los 30 grados bajo cero".

"También las estructuras en Rusia son más caras, porque no son tan ligeras como las de Turquía, Egipto o Azerbaiyán. En Rusia, los invernaderos se construyen de tal forma que puedan aguantar el peso de la nieve y, en consecuencia, se utilizan materiales como vidrio de 4 mm de espesor. En países con climas más cálidos, los invernaderos están cubiertos con materiales menos costosos como policarbonato o plástico, por lo que su impacto en el coste final del producto cultivado es menor".

Pepinos en invernaderos Ultra Clima en el complejo de invernaderos LipetskAgro, Lipetsk

Además, en Rusia todavía falta personal especializado en cultivos protegidos. La agronomía se estudia en las universidades, pero no existe una especialización en técnicas de invernadero. Para paliar este problema, los miembros de la asociación promueven cursos de posgrado en agricultura en las universidades de Kursk, Krasnodar, Belgorod y Moscú, y organizan prácticas en sus propios invernaderos. De esta forma, las empresas pueden enseñar a los estudiantes todas las peculiaridades del cultivo protegido y elegir a los jóvenes especialistas más prometedores, garantizándoles un trabajo seguro después de graduarse.

"Como las necesidades del mercado nacional aún no están satisfechas, los productos rusos se venden principalmente en el mercado local, pero desde 2017, los miembros de la asociación están dando los primeros pasos en la exportación a países vecinos, como Mongolia, pero también Noruega. En 2019, se exportaron 29.000 toneladas de tomates y pepinos. En 2020, se espera aumentar el volumen de exportación", agrega la directora.

Tomates amarillos en el complejo de invernaderos Mayskiy, República de Tartaristán

Respecto a futuros proyectos, Natalia Rogova menciona el cultivo de hongos y flores en invernaderos, pues hoy en día solo el 40% y 15% respectivamente de los pedidos del mercado ruso son satisfechos por el producto local. Los socios intentan también cultivar fresas y arándanos en invernaderos.

La asociación invita a los productores de frutas y hortalizas de cultivo protegido de todos los países a intercambiar experiencias y conocimientos con los agricultores rusos. Rusia también puede compartir sus éxitos agrícolas con todos los interesados. Por ejemplo, si el promedio de la producción en invernadero por metro cuadrado por año es de 120 kg para pepinos y de 75 kg para tomates, algunos productores rusos llegan a cosechar hasta 170 kg de pepinos y más de 90 kg de tomates.

Para más información:
Tel.: +7 965 2442075 (Rusia)
Tel./Whatsapp: +39 345 6106411 (Italia)
evgenia.kravchenko@gmail.com 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor