El consumo en España tras la pandemia se aleja de las experiencias

"La higiene y la seguridad se van a imponer como factor de competitividad"

La pandemia ha impactado inevitablemente en el comportamiento de compra de los consumidores desde que en España su expansión obligara a declarar el estado de alarma. En este nuevo escenario se prevé que el miedo a un posible contagio y la crisis económica definan la futura cesta de la compra del consumidor español, que se decantará por la seguridad.

De acuerdo con Pedro Reig, director de Asucova, la asociación de supermercados en la que están Mercadona o Consum, "la higiene y la seguridad se van a imponer como factor de competitividad", explica. De ahí que otra cuestión que valorará especialmente el consumidor post-COVID vaya a ser la proximidad, que se asocia en mayor medida a la seguridad. Los entornos próximos generan más confianza y sensación de seguridad, con lo que "el formato del supermercado responderá bien a las nuevas necesidades del cliente", destaca.

El tipo de productos que llenarán la cesta de la compra no serán tampoco los mismos, y dependerán mucho de cuál sea la gravedad y el alcance de la crisis económica, que impactará de lleno en el bolsillo de los consumidores y que, según Reig, ya lo ha hecho, pues como afirma, "el consumo ha crecido en valor un 15% y en volumen más, pero se compra producto básico".

Desde Mercadona también confirman el cambio en los hábitos de consumo. La pandemia ha hecho que los productos que más han crecido en estas últimas semanas sean los relacionados con la limpieza y la higiene mientras que, por el contrario, han desaparecido de la cesta de la compra los productos que se consumían sobre todo fuera de casa, que han caído un 25%.

El cambio de tendencia lo confirman también en Consum. En una conferencia del Club Marketing Mediterráneo, su ejecutiva de comunicación corporativa, Teresa Bayarri, pronosticó también una vuelta a la cesta de la compra más económica y "racional". Si toca mirar el bolsillo, la gama de artículos gourmet que tanto había triunfado en los últimos años perderá peso en la cesta de la compra, donde entrarán de nuevo más marcas blancas.

"El miedo al contagio ha venido para quedarse", según Bayarri, que vislumbra en consecuencia "compras más rápidas y menos experienciales". Es más, la "tendencia a demonizar el plástico" se ha frenado en seco. Después de años en que los supermercados se han esforzado por desterrarlo, el plástico "es ahora un elemento de seguridad absolutamente necesario".

 

Fuente: elmundo.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor