Una propuesta de McGarlet

Fruta exótica cultivada en Italia

La cosecha de mango siciliano del proveedor italiano de McGarlet, Be Fruit, comenzó hace alrededor de 10 días y continuará hasta finales de octubre. La empresa comenzó a cultivar fruta exótica en 2012 y espera cosechar 30 toneladas (que se convertirán en 60 el año que viene). 

En los últimos años, la fruta tropical ha ganado cada vez más presencia también en Italia, por lo que los cultivos han crecido. Gracias a sus condiciones edafoclimáticas, Sicilia se está revelando particularmente adecuada para el cultivo de estas plantas.

La demanda de mango se ha duplicado en menos de 10 años (4.500 toneladas en 2007 frente a las 9.000 toneladas de 2016), por lo que los cultivos han pasado de cubrir unas pocas hectáreas a más de 500 (datos recopilados y publicados por Corriere Economia).

El reto italiano de la fruta tropical
Las técnicas agronómicas requeridas para cultivar estas frutas son muy complejas y necesitan de extensos estudios y experiencia. Es más, a los clientes todavía les cuesta pensar que una buena fruta tropical pueda provenir de un país que no se considera un productor tradicional.

Luca Garletti, CEO de McGarlet, empresa que se dedica a la distribución más de 90 años, piensa que "Italia tiene la posibilidad de suministrar un nuevo producto, además de interceptar consumidores de nicho".

Empresas como BeFruit, situada en Caronia (Messina), están llevando a cabo importantes estudios agronómicos al tiempo que analizan las condiciones climáticas y de suelo del territorio para mejorar los cultivos y abastecer al mercado con producto de la más alta calidad.

La importancia de conocer las variedades
Uno de los objetivos principales no es solo centrarse en el Kensington Pride, el primer tipo plantado en Sicilia, sino también introducir la variedad Glenn, que da buenos resultados en el suelo y el clima de Sicilia y rara vez se cultiva a nivel mundial, así como las variedades Keitt y Kent.

De esta manera, la fruta podría estar disponible en agosto y noviembre. La temporada empezaría con la Glenn, que madura en agosto, seguida por la Kensington Pride, Kent y Keitt.

El papel de los consumidores
Una encuesta reciente de Coldiretti afirma que el 61% de los consumidores italianos preferiría comprar fruta exótica italiana. el 71% también estaría dispuesto a pagar más por ella. Estos datos vienen justificados por el grado de frescura, las cualidades organolépticas y la seguridad alimentaria.

A los consumidores finales hay que "educarlos" para que conozcan la variedad de mango que están a punto de comprar. También porque cada variedad tiene una textura, un nivel de azúcar y un sabor diferentes.

"Las variedades serán el elemento más importante en el futuro. Los mercados nacionales y europeos tienen una fuerte necesidad de fruta tropical. El producto italiano puede competir con el de los países exportadores, siempre y cuando más empresas obtengan las certificaciones GlobalGAP y Grasp, y presten más atención al envasado, a la selección y a la categoría".

BeFruit recientemente ha obtenido las dos certificaciones mencionadas: la primera define las buenas prácticas agrícolas relativas para el desarrollo de la agricultura, mientras que la segunda se refiere a la ética.

McGarlet está cada vez más convencida de su colaboración con BeFruit para ofrecer a sus clientes y consumidores finales un producto italiano único.

 

Más información:
McGarlet Srl
Via Nicola Calipari, 12
24061 Albano S. Alessandro (BG)
Tel.: +39 035 4521314
Email: mcgarlet@mcgarlet.it
Web: www.mcgarlet.it
Antonio Rinaldi
Móvil: +39 344 1432205


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor