El sector citrícola argentino busca una solución a la suspensión de las importaciones de la UE

"Se están realizando auditorías internas y revisando los protocolos"

Ante el cierre anticipado de la campaña exportadora de cítricos a la Unión Europea debido a problemas fitosanitarios, el sector citrícola argentino, uno de los más importantes en el país, se encuentra ante una encrucijada.

“Los cítricos son el grupo de frutas más importante de Argentina, el de mayor producción, el más distribuido, el que más factura, más gente ocupa y genera un importante ingreso de divisas al país”, señaló el presidente de Federcitrus, el Dr. José Carbonell.

Desde hace años Argentina, al igual que los otros países australes, tiene que cumplir un estricto protocolo fitosanitario para poder exportar sus cítricos a los mercados del norte. Esto se centra especialmente en las plagas cuarentenarias, siendo la mancha negra una de las más complicadas para manejar, subraya Carbonell. “Requiere la aplicación de agroquímicos específicos, los cuales no están permitidos si la fruta después va la industria del aceite, como es el caso del limón. Por otro lado su aparición, dado que es una enfermedad evolutiva, no es fácil de detectar y frecuentemente recién aparece con la fruta en tránsito”.

Sin embargo, este año en Argentina la plaga ha adquirido una mayor relevancia. Como explica Carbonell, “a diferencia de otros años, el noroeste argentino está sufriendo una sequía muy marcada. Este hecho, sumado a ciertas temperaturas, llevó a que la infección tuviera mayor incidencia a lo habitual. Lo otro que complica el manejo de esta plaga en Argentina, es que si los limones luego se industrializan, no se pueden aplicar los agroquímicos específicos, por lo cual en muchas fincas de Tucumán no se aplican. Esto lo diferencia de países como Sudáfrica, donde prácticamente el único destino es el mercado en fresco, siendo por tanto la aplicación de estos productos más habitual”.

“Pero esto no quita, que tenemos que hacernos una autocrítica. Hubo empresas que lograron trabajar muy bien la fruta y no tuvieron problemas, mientras que otras no. Estas últimas tendrán que hacer un gran trabajo de revisión y ajuste. No hay duda de eso”. 

La prohibición europea a la suspensión de las importaciones de cítricos de Argentina se extenderá hasta el año que viene, tiempo en el cual el sector argentino trabajará para revisar sus protocolos fitosanitarios. “El sector, así como cada empresa, está revisando todos los procesos productivos y de empaque, buscando los errores y detectando los puntos débiles. Se están realizando auditorías internas y revisando los protocolos. Además está programada una auditoría de la Unión Europea. Sin embargo, a la revisión del tema fitosanitario y la incógnita sobre las posibilidades de exportación, se suma que las condiciones climáticas continúan siendo adversas”.

 

Fuente: www.agrositio.com.ar


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor