Un proyecto internacional busca nuevas variedades de banana para salvarla de su extinción

Un reciente artículo de Food Navigator destacó los avances de una iniciativa de investigación global para ayudar a evitar la extinción de la banana. Este fruto, tan popular en buena parte del mundo, es un importante cultivo alimentario y comercial en las regiones tropicales y subtropicales.

La variedad de banana más común es la Cavendish. Aproximadamente el 95% del comercio internacional de bananas y la mitad de la producción mundial pertenecen a esta variedad. Sin embargo, una amenaza global se enfrenta a la producción de bananas Cavendish luego del brote de la enfermedad causada por Fusarium, también conocida como enfermedad de Panamá, raza tropical 4 o TR4.

La enfermedad se está extendiendo por todo el mundo a un ritmo alarmante, de manera similar a la primera epidemia de Fusarium Raza 1 de la década de 1950, que destruyó toda la cosecha de la entonces más popular banana Gros Michel en Centroamérica.

Para abordar el problema, el programa de investigación internacional Accelerated Breeding of Better Bananas (ABBB), que cuenta con el apoyo financiero de la Fundación Bill y Melinda Gates, se centra en mejorar la producción y la capacidad de producción de bananas en las tierras altas de África Oriental.

El proyecto se estructura en torno a cinco objetivos estratégicos: mejoramiento genético de la banana; control de plagas y enfermedades; aprovechar los rasgos genéticos en el mejoramiento de la banana; empoderar a los usuarios finales; y aprovechar los datos. El objetivo del proyecto es desarrollar nuevas variedades y mejorar los sistemas de producción locales y la protección de cultivos.

Otras instituciones como Wageningen University & Research (WUR) y KeyGene se están asociando con el programa ABBB para ayudar a combatir el problema. El ABBB, a su vez, está coordinado por el Instituto Internacional de Agricultura Tropical (IITA). 

El compromiso de esta alianza es contribuir al desarrollo de nuevas variedades de banana que sean adecuadas para el cultivo en África Oriental y, sobre todo, resistentes a la “devastadora” enfermedad de Panamá.

Marcadores moleculares
El equipo conjunto trabajará en los denominados “marcadores moleculares” con los que los fitomejoradores africanos pueden desarrollar de manera más eficaz variedades de bananas resistentes a TR4.

Los marcadores moleculares son secuencias identificables de ADN que se encuentran en determinados lugares del genoma y que están relacionadas con la herencia de una característica o de un gen vinculado a ésta. Así, la combinación entre las técnicas del mejoramiento genético tradicional y la biología molecular permite escoger directamente los individuos portadores de los genes de interés.

Estos marcadores permitirán a los mejoradores seleccionar plántulas para las que una prueba de ADN indique que la planta es resistente a TR4, mejorando significativamente la eficacia de los programas de mejoramiento.


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor