Las coronas se pueden aprovechar para la producción de papel

"Los desechos del cultivo de la piña son un gran problema en Costa Rica"

En diciembre del año pasado hablamos con Niklas Tegtmeier, director de una start-up alemana que se gestó en la Universidad de Hannover. En ese momento, la empresa emergente fabricaba un prototipo de papel a partir de coronas de piña al que bautizó “Musa Fibra”. Desde entonces, el joven equipo no se ha quedado de brazos cruzados y ahora está listo para dar el siguiente paso.



© Upala Agricola S.A., Costa Rica

“El año pasado trabajamos para mejorar el proceso de fabricación, pero también prestamos atención al lado comercial”, informa Tegtmeier. “Hemos decidido concentrarnos en la producción de pulpa, que luego pueden utilizar las empresas para la producción de papel o envases. Nuestro enfoque estará en nuestra competencia principal: la producción de la materia prima”.

Existe un gran interés por los materiales alternativos en el mercado, en casi todas las industrias. Algunas empresas incluso ya están probando las fibras de piña. Para estar lista para el siguiente paso, la empresa emergente se ha puesto las pilas en los últimos meses: “Nos adherimos al programa Hafven-Accelerators, que nos brinda la oportunidad de optimizar la parte comercial de nuestro proyecto, en apoyo a la parte técnica. Con nuestro nuevo nombre, eco:fibr, y un logotipo a juego, ahora estamos listos para despegar. En el futuro queremos también investigar la posibilidad de reciclar otros desechos del sector alimentario para la producción de pulpa alternativa”.



© eco:fibr, Costa Rica

El equipo de 11 personas de la start-up ahora está planeando construir una fábrica en Costa Rica. “Tenemos una colaboración con una plantación que podría proporcionarnos un sitio donde edificar las instalaciones. Los desechos del cultivo de la piña son un gran problema en Costa Rica, por lo que eco:fibr podría marcar una gran diferencia allí”.

Para ello, la producción de la pulpa debe probarse a mayor escala, lo cual no es una tarea fácil. “Actualmente obtenemos las coronas de piña de algunos supermercados que tienen máquinas cortadoras de piñas, pero estamos hablando de cantidades más bien pequeñas. Necesitaríamos entre 30 y 100 kg de una sola vez para poder realizar pruebas a mayor escala”.

Por ese motivo Tegtmeier se dirige al retail: “Estamos contentos con cualquier aportación. Buscamos empresas que dispongan de coronas o plantas de piña que no utilicen”.

Para más información:
Niklas Tegtmeier
eco:fibr
niklas.tegtmeier@ecofibr.de
www.ecofibr.de


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor