Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Hans Maagendans, director de Banafood Services GmbH:

"Hemos pasado del 5% al 75% de bananas de comercio justo en 10 años"

En 2007, Banafood Services GmbH abrió una nueva instalación independiente de maduración de bananas en Alemania, justo al otro lado de la frontera de una cooperativa holandesa en Venlo, Países Bajos. Es un nuevo negocio, pero se trata de la segunda y tercera generación de copropietarios del sector bananero. La empresa alemana ha vuelto a ampliar sus instalaciones.

Hans Maagendans

Se ha añadido un segundo edificio, que aumenta la capacidad de maduración de la instalación a alrededor de 60.000 cajas de bananas. Hay dos almacenes frigoríficos adicionales con espacio para 600 palés también. Entrevistamos al director Hans Maagendans, y le preguntamos sobre la tecnología blockchain, la pandemia de coronavirus y el comercio justo.

La empresa está creciendo muy bien
Se podría decir que sí. También podemos crecer hasta alanzar una capacidad de maduración de 80.000 cajas por semana.

¿Ha habido mucha innovación en el campo de la maduración en los últimos años?
Trabajamos con el último software. Una ventaja es que eso ofrece oportunidades para madurar otros productos también. Gracias a dicho software, conseguimos una distribución del aire y velocidades de flujo de aire perfectas durante la maduración. Todas las cámaras de maduración están monitorizadas por ordenador 24 horas al día, 7 días a la semana, y podemos supervisarlas desde nuestros iPads. Hemos desarrollado ese sistema único en colaboración con nuestro instalador, que tiene más de 30 años de experiencia. En nuestra nueva sala de máquinas, también ahorramos mucha energía y emisiones de CO2. La sostenibilidad es realmente un punto importante para nosotros.

¿Cuál fue el alcance del brote de coronavirus en vuestra empresa?
Tuvimos que hacer muchos ajustes en nuestra forma de trabajar diaria. Trabajamos con un equipo pequeño, e inicialmente tuvimos algunos empleados que ahora creemos que se infectaron, pero no pudimos hacernos las pruebas en ese momento. Por lo tanto, tuvimos que hacer todo lo posible. Sobre todo porque la demanda de bananas estaba por las nubes. Los consumidores volvieron a la nutrición básica, y las bananas se beneficiaron por su valor nutritivo y su precio relativamente bajo. Al fin y al cabo, no son solo una fruta, sino también un alimento.

Durante semanas, tuvimos un 25-30% más de bananas. Nuestra mayor preocupación, sin embargo, era que las bananas se quedaran atascadas en sus países productores, como Colombia, Ecuador, Panamá y Costa Rica. Pero, afortunadamente, el suministro continuó sin problemas. Sin embargo, eso, por supuesto, no resta importancia a que, si se presentan situaciones como las de Estados Unidos o Brasil, por ejemplo, puede que tengamos problemas de suministro. Quizá pensemos que hemos acabado con el virus, pero el virus no ha acabado con nosotros.

¿Qué amenaza representan las enfermedades de la banana para el mercado?
Siguen siendo una amenaza constante para el sector, tanto la sigatoka negra como la Raza 4 Tropical (R4T), que apareció repentinamente en Colombia el año pasado. Las universidades, como la de Wageningen (Países Bajos), están recibiendo mucho apoyo. Las multinacionales bananeras están invirtiendo fuertemente en la investigación para la erradicación de dichas enfermedades. La banana más común en el mundo es la variedad Ciant Cavendish, y todos sabemos que no es resistente a la R4T.

Sin embargo, estoy impresionado por la forma en que se ha abordado esa amenaza. Las zonas en Colombia donde se ha identificado R4T han sido arrancadas por completo; por utilizar los términos relacionados con la COVID-19, se han puesto en cuarentena. Sin embargo, se han descubierto sustancias que detectan la R4T en una etapa temprana, por lo tanto, solo una pequeña parte de la zona afectada tiene que ser excavada y delimitada. Naturalmente, esperamos que se encuentre rápidamente una solución para combatir ese problema.

El comercio justo sigue siendo una parte vital del sector bananero. ¿Cómo de justas son vuestras bananas?
En 2010, el 5% de nuestras bananas fueron de comercio justo. Esa proporción ha aumentado desde entonces al 75%. Sin embargo, el 25% restante está certificado por Rainforest Alliance (RFA), lo que también es, por supuesto, algo bueno cuando se trata de sostenibilidad. Ser 100% comercio justo es un desafío, siempre habrá bananas convencionales en el mercado. Ciertamente, cuando se trata de la venta de bananas en Europa del Este, el comercio justo no es un tema candente. Al principio, todo tenía que ser certificado por Global-Gap, y más tarde por Rainforest Alliance.

Ahora, el comercio justo se está convirtiendo cada vez más en el estándar. Debo añadir, sin embargo, que el comercio justo no es una etiqueta para la banana, aunque lo parece en las promociones actuales. He visto dichas bananas venderse con descuentos a 0,89 euros/kilo, y siempre me sorprenden esos precios. Entiendo que la gente quiere promover las bananas de comercio justo, pero, con un buen marketing, se pueden vender a precios ligeramente más altos. Sin embargo, debo admitir que estoy muy impresionado con lo que se ha logrado en las plantaciones, y eso es gracias a las cuotas de comercio justo.

El año pasado, fui a Ecuador con la organización de compras Superunie, nuestro cliente, y la gente de Max Havelaar. Vimos el progreso que habían hecho en términos de formación, condiciones de vida, atención sanitaria y salarios de los trabajadores de la plantación. Fue una verdadera revelación para mí, pero sigo diciendo que es posible hacer más si los precios de los supermercados suben un poco, estructuralmente. ¿Qué suponen de 0,05 a 0,10 euros más por kilo? Si los precios se distribuyen equitativamente dentro de la cadena, inmediatamente mejorará la situación en Latinoamérica.

¿Qué papel crees que desempeña tu empresa en eso?
Creo que todo el mundo tiene un papel que desempeñar para aumentar aún más la cuota de comercio justo, pero no podemos fijar el precio que los supermercados cobran por sus bananas. Lo que está claro, sin embargo, es que es difícil compaginar el comercio justo y una política de precios agresiva. Es extraño que a veces se pague menos por un kilo de bananas del trópico que por un kilo de manzanas holandesas. Al fin y al cabo, todo el mundo debe ser capaz de ganar dinero, y eso comienza al principio de la cadena, con la producción de bananas y los trabajadores.

¿Hay ejemplos positivos?
Creo que este es un buen ejemplo. El importador Fyffes trabajó con Plus, los supermercados holandeses; un socio tecnológico, SIM, y nosotros, como maduradores. Fueron los primeros en utilizar la tecnología blockchain para proporcionar una visión general de la cadena de producción de bananas. Fue una tarea gigantesca aplicar esa tecnología a las bananas, pero ha sido un éxito, por lo que espero que más supermercados la usen en el futuro. Con la tecnología blockchain, todos los eslabones de la cadena se registran, se vinculan y se hacen transparentes.

Se escanea el código QR de cada banana y se introduce el correspondiente FLO ID de comercio justo. Los consumidores pueden, por lo tanto, seguir toda la ruta de su banana, desde la plantación hasta la cesta de la compra. La transparencia de la cadena es vital, pero requiere mucho de la operación total. Una planificación sólida es crucial en toda la cadena. Los supermercados están notando una creciente demanda de productos responsables y justos por parte de los consumidores, y la gente está más interesada en el origen de los productos también. La banana es uno de los productos más comprados en el supermercado.

Al trazar un mapa preciso de la cadena de la banana, se hace evidente qué mejoras sostenibles se pueden hacer. Blockchain contiene mucha más información, no se trata solo de la seguridad alimentaria, las certificaciones y las fincas, sino también de proyectos sociales y las emisiones de CO2 de cada eslabón. En el futuro, de esa manera, los consumidores podrán apoyar a los productores de banana directamente. La nueva tecnología también abre nuevas oportunidades para un mayor desarrollo de la larga cadena de la banana.

¿Cuál es vuestra cuota de bananas ecológicas?
El mercado de la banana ecológica, combinado con el comercio justo, está creciendo rápidamente. En comparación con el año pasado, hemos vendido un 40% más en peso, y nuestra participación ecológica está actualmente por encima del diez por ciento, pero creo que aumentará aún más en los próximos años. Especialmente en los Países Bajos, la cuota de bananas ecológicas se está incrementando espectacularmente. En Alemania, la cuota es aún mayor.

¿Qué piensas de la presentación general de las bananas en las tiendas?
A menudo están bien ubicadas, aunque me preocupa que el saber hacer en la tienda está desapareciendo. Los expositores suelen estar bien antes de las 10:00, pero van empeorando a medida que va pasando el día. Normalmente lo atribuyo a varios factores, como una superficie de exposición demasiado dura, pues no es raro que las bananas se vendan en contenedores EPS, a veces apilados de tres a cuatro capas de alto, lo que daña la piel. Luego están las tiendas de descuento que simplemente venden las bananas directamente de la caja, lo que encuentro completamente vergonzoso.

Por eso, en el pasado y aún hoy en día, diseñamos los expositores de bananas para inspirar a los retailers. Porque, para nosotros, nuestro trabajo no se limita a madurar las bananas y hacer que adquieran el color correcto. Tampoco debemos olvidar la temperatura media de la sección de frutas y hortalizas, que es de cuatro a cinco grados más alta que antes, lo que se debe a que las vitrinas refrigeradas están cerradas, lo que supone que las bananas maduren más rápido en el estante.

Sin embargo, una buena presentación se mantiene con un buen encargado de frutas y hortalizas. Antes solía haber muchos encargados en las tiendas, pero, desafortunadamente, cada vez hay menos tiempo para eso. Además, el coronavirus tampoco ha ayudado. Si maduras bien las bananas y las entregas en los supermercados en la gama de color 3,5-4, duran al menos cuatro días. Pero ese último tramo de la cadena es crucial.

¿Vuestra empresa es solamente un proveedor de servicios o tiene alguna otra función comercial?
Nuestro negocio principal es madurar las bananas a la perfección. Por lo tanto, somos un proveedor de servicios. Pero, por supuesto, además comercializamos.

Desafortunadamente, algunas cajas de bananas esconden algunos artículos caros. ¿Qué puedes decir al respecto?
Nada, en realidad. Es un negocio en el que no quieres involucrarte en absoluto. La contenerización, desafortunadamente, ha hecho mucho más fácil para los criminales rastrear su mercancía, lo que ha beneficiado el aumento de esa desafortunada tendencia. Para Banafood, ha sido razón suficiente para que todos los contenedores sean manipulados externamente, pues de esa manera, podemos evitar grandes problemas. Aunque, desafortunadamente, eso cuesta más.

¿Cómo veis el futuro de Banafood?
Miramos al futuro con gran confianza y hemos invertido en nuevos equipos y en nuevas personas. Llevo en el negocio más de 30 años, pero creo que es demasiado divertido para dejarlo. Si me mantengo sano, me gustaría seguir en este negocio durante los próximos años. Solo el futuro dirá lo que nos espera.

Nuestros dos hijos también han entrado en el sector de las frutas y hortalizas. Mi hijo mayor, Sander, ya ha trabajado con nosotros durante 13 años; es responsable de la maduración y la planificación de las operaciones. Martijn, el más joven, trabaja en Triple F Fruit. Esa empresa se dedica a la importación y venta de fruta en el extranjero. Quién sabe qué nos deparará el futuro.


Hans Maagendans
Banafood Services GmbH
Carl-Kühne Straße 7
47638 Straelen
hans@banafood.eu  
www.banafood.eu 


Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor