Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

El hecho se produce una semana después del ataque al sistema de CMA CGM

La Organización Marítima Internacional sufre un ciberataque

La Organización Marítima Internacional (OMI), miembro de las Naciones Unidas (ONU) que regula el transporte marítimo mundial, ha sido el último gran nombre del sector marítimo que ha sufrido un ciberataque, después de que una semana antes la naviera CMA CGM fuera abatida por una ataque de malware que paralizó la red de reservas y comunicaciones electrónicas de la compañía.

La organización aseguró el 1 de octubre que su sede en Londres había sido golpeada por un ciberataque que derribó su sitio web, www.imo.org, y sus servicios internos. Para restaurar los sistemas lo antes posible, la OMI ha informado que está trabajando con expertos en tecnología de la información y seguridad de la ONU.

Los expertos de seguridad de la OMI y de CMA CGM creen que los dos incidentes probablemente no están relacionados. Sin embargo la frecuencia de los ciberataques contra el sector marítimo ha aumentado este año, lo que subraya las debilidades de sus sistemas de seguridad.

"El transporte marítimo ha sido relativamente lento en tomar la amenaza en serio", dijo al respecto Lars Jensen, director ejecutivo de SeaIntelligence Consulting y asesor de seguridad marítima de la empresa de seguridad cibernética Improsec. "La industria ha sido relativamente tardía en tomar medidas para defenderse y eso la convierte en 'la presa más fácil de la sabana' para las bandas criminales".

La OMI ha redactado directrices para endurecer las defensas de seguridad cibernética para los puertos y los operadores de buques que entrarán en vigor en enero.

El ataque al sector marítimo se produce tras una serie de infracciones de las redes de tecnología que han afectado a las cuatro mayores líneas navieras del mundo en los últimos años, junto con otros grandes operadores de carga.

La mayor de ellas se produjo en 2017 cuando Maersk fue golpeada por el ataque global del rasonware NotPetya que paralizó sus operaciones durante un tiempo, costándole 300 millones de dólares para reparar el daño.

Cosco Shipping Holdings fue también golpeada por un ciberataque en 2018 y MSC sufrió una interrupción de la red a principios de este año que se cree que fue el resultado de un ciberataque.

Aunque los hackers de los estados nacionales pueden tener objetivos políticos o militares específicos para los ciberataques, la mayoría de los rasonwares y otros tipos de intrusiones están motivadas por razones financieras. Los reguladores como la OMI a menudo tienen datos valiosos sobre individuos y empresas, convirtiéndolos en un objetivo, según destacó Paul Ferrillo, socio del bufete de abogados McDermott Will & Emery LLP en Nueva York con experiencia en ciberseguridad y violación de datos.

 

Fuente: mundomaritimo.cl


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor