Tormenta de granizo en Valencia

Los volúmenes de cosecha de kaki español continúan reduciéndose

La climatología y las plagas continúan mermando la cosecha de kaki en la provincia de Valencia, principal zona productora de este fruto en España. Durante la tarde del sábado tuvo lugar una tormenta de pedrisco que afectó a plantaciones de kaki en la Ribera del Xúquer, principalmente en los municipios de Carcaixent, Alzira, l’Alcúdia, Alberic, Benimodo, Guadassuar, Massalavés y Benimuslem. 

La Asociación de Agricultores Valencianos AVA ASAJA calcula que hay unas 2.000 hectáreas afectadas y daños que suman alrededor de 4 millones de euros. 

“Los volúmenes de kaki siguen reduciéndose. El pedrisco no ha derribado cantidades importantes de fruta, pero ha dañado la calidad comercial de la misma. La fruta afectada ha quedado inservible para ser comercializada en categorías primeras e incluso segundas, dependiendo del grado de incidencia. En muchos casos, la fruta presentará solo daños internos”, cuenta Pascual Prats, presidente de la Asociación Española del Kaki. “Esperamos que la fruta dañada no se introduzca en los mercados, ya que podría hacer bajar el valor del kaki que sí reúne la calidad exportable”, añade.

Si bien este año los volúmenes de cosecha previstos se han reducido hasta un 35% respecto a la campaña anterior, tanto por la bajada de rendimientos causada por la climatología como por la fuerte influencia de plagas como el cotonet, la negrilla, la mosca blanca o –de forma inesperada– la Mycosphaerella, tras este episodio de granizo podría reducirse incluso hasta un 50%. “De momento, no sabemos exactamente cuál es la magnitud de los daños, hasta que no se termine la evaluación de los peritos en los campos. En alrededor de diez días podremos actualizar el aforo de cosecha”, sostiene Pascual Prats.

De momento, de acuerdo con el presidente de la Asociación Española del Kaki, el balance de la campaña es positivo en cuanto a precios y, aunque todavía es pronto, se prevén mejores resultados en comparación con la desastrosa campaña anterior. “Este año disponemos de menos kakis pero tenemos suficientes volúmenes para dosificar las ventas y regular el mercado con tal de mantener una estabilidad entre la oferta y la demanda. El objetivo es defender un buen precio para que tanto productores como comercializadores obtengamos márgenes de beneficio aceptables. Creo que puede ser una buena campaña”, señala.

 

Para más información:
Pascual Prats
Asociación Española del Kaki
T: +34 902 92 05 15 
info@aekaki.es
aekaki.es


Fecha de publicación:
Autor:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor