Mushroom Park LLC celebró su 5.º aniversario durante la crisis del coronavirus

"La pandemia nos golpeó en un momento crítico"

En Europa, las setas de cardo siguen siendo una novedad, pero cada vez más gente está interesada en las setas exóticas comestibles, lo que incluye a Alemania también. Para la empresa surcoreana-china Mushroom Park, la creciente demanda en Europa de la seta fue una razón para llevarla a Alemania. Más precisamente, se establecieron en Torgau, en Sajonia, donde se fundó Mushroom Park LLC Alemania en abril de 2015.

Para la empresa, la adquisición del terreno fue una verdadera ganga, ya que la infraestructura para los futuros edificios de la fábrica ya estaba construida cuando se colocó la primera piedra. "Todas las líneas ya estaban colocadas, lo que por supuesto fue una gran ventaja para nosotros. Además, la ciudad de Torgau se mostró muy abierta desde el principio y nos dio un apoyo muy bueno durante todo el proceso", dice Sanghun Kim, gerente de ventas y calidad en Torgau, en una entrevista con BDC. El objetivo de la empresa es establecerse en el mercado alemán y ofrecer sus propios productos a otros países europeos en el futuro.

La seta de cardo es la principal protagonista en Torgau en este momento. "Para nosotros ahora es importante establecer el producto en la zona por primera vez. Si la demanda es lo suficientemente alta y las cosas van bien, nos gustaría añadir más setas a nuestro surtido. Cuáles serán depende enteramente de lo que a los europeos les guste comer", explica Kim con una sonrisa. Las estructuras para poder llevar a cabo una mayor producción existen desde hace mucho tiempo, ya que la empresa actualmente utiliza solo una cuarta parte de la capacidad del terreno. Para la seta de cardo, sería factible un volumen de producción de alrededor de 30 toneladas si hubiera demanda.

Todo bajo un mismo techo
Las setas de cardo se producen en una nave industrial de aproximadamente 6.600 m² de superficie, que se extiende en dos pisos. Mushroom Park es extremadamente autosuficiente, porque casi todo, incluyendo el sustrato, se produce internamente. Solo adquieren las materias primas como el salvado de arroz, la molienda y la madera para el sustrato. Las materias primas, el agua y una receta especial se combinan en sus propias batidoras, y el sustrato resultante se embotella finalmente. Las grandes plantas mezcladoras tienen capacidad para unas 10.000 botellas, en las cuales, las plántulas de hierbas pueden desarrollarse hasta convertirse en grandes y hermosos ejemplares.

Para asegurar que eso funcione, la cantidad de setas se reduce regularmente. "Queremos producir setas de calidad. Sin embargo, eso solo tiene éxito con suficiente espacio y oferta de nutrientes", subraya el gerente de ventas. Los brotes, que son víctimas de la poda, no terminan como residuos, sino que se comercializan como setas de cardo mini.

Las setas de cardo completamente desarrolladas se cosechan de una sola vez, como es habitual en ese tipo de setas. "A veces hemos intentado hacer una segunda cosecha. Sin embargo, la calidad no cumplía con nuestros requisitos, así que finalmente decidimos no hacerla", señala Sanghun Kim. Actualmente, 63 empleados trabajan en la planta de Torgau, muchos de los cuales han estado con la empresa desde que la producción comenzó en octubre de 2019. Dado que los pasos previos a la cosecha y la cosecha misma tampoco están totalmente exentos de sorpresas, se requiere un entrenamiento intensivo. Dicho entrenamiento es llevado a cabo por un empleado que ha adquirido experiencia durante cuatro años en una planta de Corea y domina cada paso de la producción. "Pero tenemos capataces en cada departamento que ahora pueden instruir a sus propios empleados", explica Kim.

Efectos del coronavirus
Como todos los empleados fueron contratados al inicio de la producción y, por tanto, antes de que comenzara la pandemia, la disponibilidad de mano de obra este año no fue un problema para Mushroom Park. "Como todos nuestros empleados viven en los alrededores de Torgau, no tuvimos problemas con los viajes", expresa el gerente de ventas. Sin embargo, la crisis del coronavirus fue una dura prueba para la joven empresa, especialmente al principio. Porque en junio, la producción tuvo que ser parada por completo.

"La pandemia nos golpeó en un momento crítico. Como productor de setas, se necesita un cierto tiempo para estabilizar la producción y llevábamos en el negocio poco más de cuatro meses cuando comenzó la crisis".

Productos ecológicos
En un futuro próximo, Mushroom Park planea conseguir la certificación ecológica según las normas europeas, y la primera preauditoría ya se ha llevado a cabo. Sin embargo, conseguir la certificación depende en gran parte de las materias primas que la empresa compra para la producción de sustratos. No todas ellas están disponibles en Europa en calidad ecológica, como el salvado de arroz, por ejemplo. "Por lo tanto, estamos intentando cambiar nuestra mezcla y siempre estamos probando cosas nuevas. Si así somos capaces de producir productos de la misma calidad, también conseguiremos el certificado ecológico. Tal vez algún día no solo seamos certificados según las normas ecológicas de la UE, sino también según las alemanas", concluye Sanghun Kim.

 

Para más información: www.mushroomparkgmbh.com/   


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2020

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor