Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Funghi Espresso (Italia)

De los posos de café para el cultivo de setas

Los posos del café son un sustrato perfecto para el cultivo de hongos, porque contienen minerales y nutrientes que son útiles para su crecimiento. Lo que parece un desperdicio puede convertirse en un recurso.

De esta idea nació Funghi Espresso, una startup agrícola italiana inspirada en las teorías de la Economía Azul, en la que los residuos de un ciclo de producción dejan de ser meramente residuos, sino que generan nueva energía, nueva riqueza y nuevos puestos de trabajo.

“La idea no nació por casualidad. La misión es cultivar sin producir residuos. Cultivamos nuestras setas en vertical (Pleurotus ostreatus, Pleurotus djamor, Pleurotus cornucopiae), sobre soportes suspendidos, reduciendo el uso del suelo. Respecto a los cultivos tradicionales, usamos la mitad del espacio para cultivar la misma cantidad de hongos”, dice Antonio Di Giovanni (en la foto de abajo), fundador de Funghi Espresso.


Antonio Di Giovanni

“Para crear nuestro sustrato importamos granos de café verde, que tostamos nosotros mismos. Este proceso produce un residuo que se llama piel de plata. También recuperamos posos de café de los bares, alrededor de 60 kg por día o una tonelada por mes. Los posos en combinación con la piel de plata les proporcionan a los hongos la porosidad correcta y la cantidad adecuada de aire que permite que el producto respire. El micelio, que es la semilla del hongo, se mezcla con la piel de plata y los posos de café, creando de tal forma el sustrato ideal para el cultivo”.


Productos para la creación del sustrato

Posteriormente, este sustrato se coloca en bolsas transparentes especiales y se mantiene en incubación durante unos 25 días, en un lugar oscuro. Después de este período, las bolsas, que se han vuelto blancas, se transfieren a una celda de fructificación, que es una habitación donde hay un 90% de humedad y luz. Después de unos diez días, las setas están listas para ser recolectadas.


Sustrato antes y después de la incubación

“Nuestros hongos son muy apreciados por sus cualidades organolépticas. Producimos unos 300 kg al mes, o unas 3 toneladas al año. Y, al contrario de lo que se podría pensar, no saben a café. Los análisis realizados indican que las setas contienen los polifenoles que vienen de los posos del café y que son sustancias beneficiosas para nuestro cuerpo”, continúa el fundador de Funghi Espresso.

Las setas se comercializan a través de una red local de consumidores, grupos de compra directa a los productores, mercados de agricultores y restaurantes vegetarianos y veganos.

“El proyecto Funghi Espresso ha tenido una evolución importante porque ahora su modelo se ha incorporado a la empresa Circular Farm, que fundé en enero de 2020 y donde, además del cultivo en el sustrato de café, cultivamos shiitake y producimos humus de lombriz”, comenta Di Giovanni.

También el sustrato agotado se recicla. “Lo desmenuzamos y lo dejamos en nuestro contenedor de compost durante unos tres meses. En ese momento entran en escena las lombrices, que transforman el compost en humus de lombriz, que a su vez se utiliza para el cultivo de plantas acidófilas”.

"La población de lombrices de tierra, que crece exponencialmente, representa una excelente fuente de proteínas para la piscicultura. De ahí la idea de crear un sistema acuapónico para criar carpas koi y cultivar hortalizas como albahaca, tomate o lechuga. También tenemos una planta de termocompostaje donde recuperamos el calor de la fermentación de la sustancia orgánica para calentar los invernaderos durante el invierno”, explica Di Giovanni.

Las ventajas del sistema acuapónico son: 90% de ahorro de agua en comparación con el cultivo de regadío en suelo, aumento del porcentaje de plantas por metro cuadrado, posibilidad de cultivar sin suelo en espacios dentro de la ciudad, cultivo ecológico sin el uso de fertilizantes minerales y pesticidas, laboreo cero.

Kit Funghi Espresso
El Kit Funghi Espresso es un kit para el cultivo de setas en el hogar a partir de los posos de café. "Es fácil y divertido. Simplemente hay que abrirlo y mojarlo dos veces al día. Después de 7 días se obtiene la primera cosecha. Con un kit se pueden conseguir dos producciones en 30 días", explica Di Giovanni.

Impacto de la COVID-19
“El coronavirus ha afectado a nuestras vidas de manera radical y también influye en nuestros estilos de consumo. Nunca esperábamos que los bares y restaurantes pudieran cerrar de un momento a otro. Nos hemos encontrado de repente sin posos de café y sin nuestros clientes habituales, unos 10 restaurantes en Florencia. Pero no nos dejamos desanimar y enseguida demostramos que las pequeñas empresas, como la nuestra, son muy flexibles y tienen una gran capacidad de resiliencia. Hemos cambiado drásticamente la distribución y producción de nuestros productos”, dice el fundador de Funghi Espresso.

“Comenzamos a entregar nuestros productos a domicilio y comenzamos una estrecha colaboración con varios grupos de compra directa. De esta manera, logramos sobrevivir durante el período de confinamiento y hemos expandido nuestra red de clientes. Estoy convencido de que de cada crisis se puede salir, empezando de nuevo, con un espíritu y optimismo renovados”, concluye Di Giovanni.

Para más información:
Antonio Di Giovanni
Funghi Espresso
info@funghiespresso.com
www.funghiespresso.com
Circular Farm

www.circularfarm.it


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor