Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Egipto destrona a España como líder en la exportación mundial de naranjas

Egipto, un país cuya superficie está compuesta por casi un 70% de desierto, ha logrado arrebatarle a España su posición como el líder mundial en la exportación de naranjas.

En 2019, España ha exportado más de 1,75 millones de toneladas y, solo en los 6 primeros meses del año, ha conseguido superar los 1,14 millones de euros, mientras que según datos de la Administración Central Agrícola de Egipto, el país cerró el año pasado con 1,8 millones de toneladas exportadas por un valor de 1,4 millones.

El país africano ha logrado convertirse en una potencia en este campo a través de un intenso programa de inversiones que lleva en activo casi una década para transformar zonas desérticas en granjas. Estas nuevas plantaciones en el Sáhara, impulsadas por subsidios del Gobierno e inversiones privadas en tecnología, han sido las principales causantes de este aumento de producción.

Bajos precios
Sin embargo, hay que matizar este nuevo liderazgo egipcio; en cantidad, han logrado alcanzar el primer puesto, pero aún están muy lejos de la facturación que mueven sus rivales. Y es que el secreto de su expansión han sido, en buena medida, los bajos precios a los que han vendido sus productos tanto al mercado europeo como a China.

España ingresó gracias a las exportaciones de naranjas más de 1.000 millones de euros, un 26,5% del mercado mundial, frente a los 563 millones de Sudáfrica. Los egipcios son los terceros en este aspecto, generando 557 millones de euros. Esta diferencia con respecto a España viene en buena medida por una moneda más débil como es la libra egipcia, que cayó con mucha fuerza en 2016 debido a una devaluación de la divisa en el marco de una reestructuración de la deuda y un posterior rescate del FMI de 11.000 millones de euros.

Competencia creciente para España en Europa
Desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), explican que a pesar de que España tiene muy buen margen de acción con sus cifras actuales, podría darse el caso de que las naranjas egipcias compitan en Europa con las españolas, provocando una eventual caída en este mercado clave. De hecho, los cítricos supusieron el 25% de todas las exportaciones de frutas y hortalizas de España en 2019.

Por su parte, Asaja indica que le preocupa el crecimiento de Egipto, pero también el de países como Marruecos o Turquía. Afirma que la amenaza es real. “En costes, nunca competiremos con ellos, tienen la mano de obra regalada y sin duda van a seguir yendo hacia arriba”. Por ello, apuestan por que España se haga fuerte en más variedad de naranjas e incentivar las mandarinas, para diferenciarse y conseguir un extra en calidad.

 

Fuente: elconfidencial.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor