Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Corea del Sur teme por su plato nacional

El kimchi, uno de los platos tradicionales más populares de Corea del Sur, corre serio peligro en 2020. El clima extremo sufrido en el país desde hace meses ha arrasado con campos del repollo con el que se elabora esta receta surcoreana. A las bajas temperaturas de primavera no solo le siguió una ola de calor en verano, sino que se sumaron tifones, inundaciones y deslizamientos de tierra.

La merma de la producción, que según los datos del Ministerio de Agricultura se eleva al 40% respecto al año anterior, ha disparado los precios hasta un 60%, provocando la alarma entre los consumidores, ya que el 95% de los surcoreanos come kimchi, repollo picante y fermentado, más de una vez al día. Este plato representa una parte indispensable de la dieta en Corea, donde se estima que se consumen más de dos millones de toneladas cada año.

La elaboración de kimchi, patrimonio inmaterial de la humanidad 
Estas noticias llegan a las puertas del Kimjang, el acto comunal anual de elaboración del kimchi reconocido como patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco en el 2013. Para la organización, esta tradición celebrada entre finales de octubre y noviembre trasciende las diferencias regionales y de clase, y su práctica colectiva “reafirma la identidad coreana y es una excelente oportunidad para fortalecer la cooperación familiar”. En definitiva, un acontecimiento ritual en el que los allegados que prefieren la versión casera desempolvan recetas transmitidas de generación en generación sobre cómo sazonar las coles con chile en polvo, ajo y otros condimentos antes de guardarlo en grandes tarros para que fermente durante el invierno.

No son solo los hogares los que están sufriendo. Daesang, el principal productor de kimchi del país, ha suspendido de manera temporal sus ventas online debido a la escasez de repollos. Otra importante empresa alimentaria, CJ CheilJedang, está buscando suministros alternativos para satisfacer la demanda, que este año es especialmente alta debido a que más personas comen en casa por culpa de la pandemia.

Preocupadas, las autoridades aprobaron a principios de mes una suspensión temporal inmediata de los aranceles sobre el repollo importado desde China, que envía unas 30 toneladas diarias, según el medio estatal Global Times. Por su parte, las autoridades de Seúl han proporcionado a los mercados con más actividad cientos de miles de coles al 70% del precio de mercado.

 

Fuente: lavanguardia.com


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor