Anuncios

Ofertas de trabajo

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Deseacrop

Un proyecto europeo demuestra la viabilidad del agua desalada en el cultivo de tomate en Almería

Cultivar tomate de más calidad con agua desalada ya es posible, como ha demostrado el proyecto europeo Life Deseacrop (Desalinated seawater for alternative and sustainable soilless crop production), promovido por Sacyr Agua.

En la finca experimental de la Universidad de Almería y Anecoop se ha desarrollado la parte empírica del proyecto con distintos ensayos en los que se ha comparado la productividad y el rendimiento del cultivo de tomate, principal producto de la zona, utilizando agua desalada de la planta de Carboneras, así como distintas mezclas de este recurso marítimo con el agua de pozo. Además, se ha comparado el sistema de cultivo convencional en la zona, en suelo, con el cultivo hidropónico con recirculación de la solución nutritiva.

“Aunque se lleva mucho tiempo utilizando agua desalada para riego, hasta ahora no se habían demostrado sus bondades científicamente y queríamos hacerlo por la resistencia que existe todavía por parte de los agricultores a utilizarla, debido principalmente a su mayor precio comparado con el de otros recursos hídricos. Gracias al desarrollo del proyecto Deseacrop, hemos demostrado que esta agua no solo es mejor, mezclada con agua del subsuelo, sino que además aumenta el rendimiento del cultivo y su calidad”, ha explicado Elena Campos, responsable de I+D de Sacyr Agua.

Como novedad, en el proyecto se ha tratado el agua del drenaje del riego (aproximadamente el 30% del riego inicial) mediante desalación por ósmosis inversa para poder así volver a utilizarla para riego. Además, el tratamiento de los drenajes que se hace en la planta desaladora se realiza 100% con energía solar fotovoltaica.

“En las zonas de alta producción agrícola como Almería o Murcia, con buenas condiciones climáticas, prácticamente ya no hay agua subterránea de calidad y cada vez se encuentra a mayor profundidad y, por otro lado, los trasvases son cada vez más escasos y sensibles al cambio climático, por lo que cada vez se hace más necesario utilizar agua desalada para garantizar los cultivos”, explica Campos.

En España, el uso de agua desalada para riego está muy extendido, destinándose más del 20% de la producción nacional de agua desalada a la agricultura, frente al 3% que representa a nivel mundial. Pero faltan pruebas de concepto, como Deseacrop, para que los agricultores se conciencien de los múltiples beneficios que proporciona su uso, como el incremento de producción y de calidad del producto.

El proyecto Deseacrop, que concluye en diciembre, ha sido financiado con fondos europeos en la convocatoria Life 2016 y ha tenido como socios de Sacyr al Centro de Investigación en Agrosistemas Intensivos Mediterráneos y Biotecnología Agroalimentaria (Ciaimbital) de la Universidad de Almería y la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), además de a la Comunidad de Usuarios de Aguas de la Comarca de Níjar como usuarios finales.

 

Fuente: diariodealmeria.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor