El cultivo de kiwis supera las 200 hectáreas en Asturias

No fue hasta principios del siglo pasado cuando la fama del kiwi, una fruta originaria del valle del río chino Yang-Tse-Kiang, se extendió por Nueva Zelanda. En los años 60 su cultivo llegó a Europa, calando especialmente en Italia y Francia, y a principios de los años 80 empezó a plantarse en el Principado de Asturias, donde encontró unas condiciones ideales de crecimiento en cuanto a suelos, pluviosidad y temperaturas.

Desde entonces su cultivo no ha parado de crecer. Actualmente la superficie dedicada a su producción supera las 200 hectáreas, duplicando las que había al principio de la década. El Bajo Nalón es la principal zona productora, aunque su cultivo se ha extendido a los concejos de Pravia, Soto del Barco, Muros de Nalón, Salas y la comarca del Narcea. Le siguen en superficie de cultivo Piloña, Villaviciosa, Navia, Belmonte de Miranda y Ribadesella.

La expansión de la producción de esta fruta no solo se ha producido en cuanto a superficie e infraestructuras, sino que también comprende el ámbito varietal; además de la conocida variedad verde (Actinidia deliciosa), en el principado se cultivan el kiwi amarillo (Actinidia chinensis), así como el kiwi baby o kiwiño, del que la mayoría de las variedades cultivadas pertenecen a las especies Actinidia arguta o Actinidia kolomikta. A corto plazo, pretenden sumar una variedad roja a su oferta, que se diferencia de las anteriores por su dulzor.

Muchos productores están empezando a recoger su cosecha anual, cuyo inicio está condicionado por un otoño más cálido de lo normal. El nivel de dulzor de la fruta, que sube en proporción al descenso de las temperaturas, es el que marca el inicio de la recolección. Lo habitual aquí es recoger cuando la fruta alcanza los siete grados en la llamada escala Brix, que marca un gramo de azúcares por cada cien.

"Aún no tenemos datos, pero estimamos un descenso de la producción en torno al 30% debido a un invierno cálido y a la ligera vecería", apunta Rafael Olivo Cimas, al frente de Kiwis La Rodriga (Cornellana, Salas) y presidente de la Asociación de Kiwicultores Asturianos, que representa el 60% de la producción regional, quien estima que de Asturias saldrán este año poco más de 3.000 toneladas. "Hubo menos flores, pero las que resistieron se han convertido en frutas más grandes de gran calidad", señala.

El kiwi asturiano es un producto amparado en la marca de garantía Alimento del Paraíso Natural.

 

Fuente: elcomercio.es


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor