Anuncios

Ofertas de trabajo

Especiales más

Top 5 - Ayer

Top 5 - La semana pasada

Top 5 - El mes pasado

Resumen del mercado global de la batata

Mientras que la disponibilidad de batatas en EE. UU. fue limitada el año pasado, esta temporada los productores estadounidenses han obtenido una cosecha dentro de la media. Además del suministro de producto proveniente de los estados del suroeste de EE. UU., los mercados también se están abasteciendo actualmente con batatas de España y Egipto. Por otra parte, muchos países disponen de una modesta cosecha local. A pesar de la menor demanda del sector horeca y foodservice, el retail está absorbiendo gran parte de los volúmenes. El precio ha subido en casi todas partes del mundo debido a la pandemia de coronavirus, pero en el comercio mundial también influyen factores políticos, como por ejemplo la subida de los aranceles de la UE a la importación de batatas provenientes de EE. UU. del 3% al 28%.

España: la superficie cultivada se ha reducido un 10-15%
A pesar del auge de la batata en los últimos años, la superficie cultivada en España se ha reducido un 10-15% esta temporada. La cosecha comenzó entre el 15 y el 20 de junio con precios bastante aceptables, pero luego se vieron sometidos a presión, en parte por la fuerte competencia de Egipto. Sigue habiendo una gran cantidad de batatas de diferentes orígenes en el mercado español, por lo que los precios se mantienen relativamente bajos, pero estables. Los comerciantes están notando un aumento en la demanda de calibres pequeños como S y M, aunque el calibre L sigue siendo el más buscado. Actualmente se venden las batatas de almacenamiento, pero la demanda no es muy alta. Gracias a las batatas de almacenamiento, algunos productores tienen existencias durante todo el año.

Cabe destacar también que hay grandes cantidades de batatas destinadas a la industria procesadora cuya salida está estancada en este momento. La batata siempre genera mucha pérdida de producto; entre un 30% y un 50% de la producción se tiene que tirar a la basura. En el pasado, la industria procesadora ofrecía un precio razonable, pero a medida que la oferta aumentaba, el precio de las batatas bajaba, por lo que los productores que no eran especialistas y que no ofrecían un producto de la más alta calidad finalmente tuvieron que dejar de cultivar batatas por la escasa rentabilidad de sus producciones. Los productores españoles volverán a plantar sus batatas entre marzo y abril, pero muchas cosas podrían cambiar el próximo año con el nuevo gobierno estadounidense. Los aranceles que aplica la UE a los productos estadounidenses, incluidas las batatas, podrían facilitar las actividades de los exportadores españoles, ya que compiten ferozmente con las batatas estadounidenses en los mercados de exportación.

Países Bajos: las batatas van al ritmo de las buenas ventas navideñas
Actualmente, la oferta de batatas es razonable en el mercado holandés, con producto proveniente tanto de los países europeos como de Egipto y América del Norte, aunque las batatas de este último origen tienen precios más altos debido a la subida de los aranceles de importación (+25%). "Esto se nota en el precio final", señala un importador holandés. No obstante, los precios están a un nivel bastante común de 7 € por 6 kg. "Las batatas se benefician del buen momento en el mercado en este período previo a la Navidad".

Alemania: preferencia por la batata de cultivo local

El mercado alemán está dominado por las importaciones de Egipto y España, pero sobre todo de Carolina del Sur (EE. UU.). No obstante, la superficie cultivada en Alemania también está aumentando hasta alcanzar proporciones considerables. “Al igual que con el resto de productos frescos, los consumidores prestan cada vez más atención al origen de las batatas, prefiriendo las producciones alemanas a la mercancía importada”, informa un mayorista. La variedad más popular es Bellevue por su pulpa anaranjada, mientras que las variedades blanca y morada gozan de menor interés entre los consumidores.

Suiza: los productores nacionales se están profesionalizando
La producción nacional de batata está aumentando notablemente en Suiza, con un número creciente de agricultores produciendo para la empresa comercializadora Batati GmbH. Este año, la temporada comenzó unos 10 días más tarde que el año pasado. “Las ventas de batatas de origen local van en aumento, por lo que este año pusimos en funcionamiento un nuevo almacén con una capacidad total de 1.200 toneladas. Gracias a la clasificación óptica y métodos tecnológicos modernos de pesaje y llenado, podemos procesar nuestra cosecha de manera eficiente”, indican desde la empresa.

Reino Unido: se prevé una escasez de batatas a partir de enero
Las tormentas en Honduras no han afectado a la importación de batatas de este país centroamericano y los volúmenes principales llegarán en enero-febrero de 2021. Se espera que el precio de la batata aumente debido a la subida de los aranceles impuestos a las importaciones desde EE. UU. (del 3% al 28%), lo que supone un incremento de 1,50 libras esterlinas por caja. Aún se desconoce qué consecuencias tendrá esta subida de precio para los contratos con los retailers. En el mercado libre, la nueva situación significa que los productos estadounidenses pierden competitividad frente a los productos de España y Egipto. Se prevé que llegarán menos batatas de EE. UU. al mercado británico, ya que se espera que los volúmenes bajen, pero esto no se sabrá hasta que los productores hagan un balance de las existencias después de Acción de Gracias. Asimismo, aún no se sabe cómo afectará el brexit a los aranceles.

Francia: batatas de muchos orígenes
En el mercado francés hay actualmente batatas de muchos orígenes, entre ellos Francia, España, Egipto y Estados Unidos. La oferta es bastante elevada porque las cantidades disponibles de todos estos diferentes países productores son altas. La calidad es buena, pero el consumo no es tan alto en Francia a causa de la segunda ola de coronavirus. De hecho, todos los restaurantes están cerrados en el país, mientras que del 25 al 30% de los volúmenes de batatas suelen destinarse al sector de la restauración. Existe claramente una falta de demanda, aunque en general, la batata se consume cada vez más en Francia, siendo uno de los productos de moda.

Italia: creciente popularidad de la batata
El consumo de batatas está aumentando en Italia. Hay varias variedades en el mercado italiano procedentes tanto de Italia como de Estados Unidos, Honduras, España, Egipto, China, Brasil y, en los últimos años, también Costa Rica. Los mercados mayoristas italianos tienen disponibilidad de batatas los 12 meses del año. En parte por la inmigración, el mercado de la batata de piel naranja se ha fortalecido durante los últimos 10 años. Además de la batata de color naranja, también hay variedades de piel roja y pulpa blanca, de piel y pulpa púrpuras y batatas blancas. La batata sigue la tendencia comercial de las patatas, siendo más un producto de invierno que de verano y con una demanda creciente por parte de la industria procesadora.

Según un mayorista de Milán, España y Portugal son los principales actores en el mercado europeo de la batata naranja, mientras que Estados Unidos se mantiene en el podio mundial a pesar de la presión de Honduras. Las batatas italianas provienen de la región de Véneto y de la provincia de Latina y son de piel y pulpa blancas. Las batatas moradas se importan principalmente de China y las de piel roja de Brasil. El mayorista informa de que las batatas estadounidenses y hondureñas se compran a 1,00 €/kg y se venden a 2,00 €/kg. “Las batatas españolas se compran a 0,90 €/kg y se venden de 1,30 a 1,50 €/kg. La batata más cara sigue siendo la morada, que se compra a 1,30 €/kg y se vende de 2,00 a 2,20 €/kg. La batata de piel roja se compra a 1,00 €/kg y se vende a 1,70 €/kg, mientras que la de piel y pulpa blancas se compra a 1,00 €/kg y se vende de 1,20 a 1,40 €/kg”.

Egipto: expansión del cultivo de batata
El cultivo de batatas en Egipto aumenta cada año y gran parte de la producción se vende en el mercado europeo. Este año, las ventas de batatas han dado un paso importante tras la ayuda de expertos alemanes. El aumento de la producción se ha logrado ampliando la superficie de cultivo en un 20% este año y plantando variedades con un mejor rendimiento. A pesar de los desafíos planteados por la pandemia de coronavirus, las ventas han aumentado este año alrededor del 20-30% en comparación con la temporada 2019. Las dificultades con las que se encontraron los comerciantes egipcios incluyeron el cierre de las fronteras de varios países, problemas logísticos y las medidas contra la pandemia decretadas por el Gobierno egipcio, lo cual ha desembocado en precios más altos para las batatas esta temporada.

Sudáfrica: sube el precio de las batatas
La temporada de la batata comenzó a principios de octubre con una oferta bastante baja y, como resultado, precios elevados que fueron un 168% más altos que en la misma época de 2019. El precio medio en diciembre está siendo de 7,90 ZAR/kg (0,43 €/kg).

Estados Unidos: buena demanda de batatas en el comercio retail
Actualmente existe una abundante oferta de batatas en el mercado estadounidense. En cualquier caso, un agricultor de Luisiana está satisfecho con su cosecha de este año, en la que también ha conseguido calibres más grandes (los llamados “jumbos”). A pesar de los huracanes Laura y Delta de agosto, su cosecha ha sido buena, pero en general, la cosecha está dentro de la media en toda América del Norte. La demanda todavía no ha llegado a los niveles habituales, ya que el foodservice ha desaparecido debido al coronavirus. No obstante, la demanda del sector retail es buena y estable.

Los precios son más bajos que los del año pasado, en parte debido a que en 2019 la cosecha fue más ajustada. Un comerciante de Carolina del Norte dice que el suministro actualmente es fluido. “La oferta es muy similar a la del año pasado. La mayoría de los productores terminaron su cosecha el 1 de noviembre, a pesar de que el clima fue desfavorable en ciertas regiones durante la temporada de crecimiento”, dice el comerciante, quien añade que la demanda del sector retail es buena y probablemente aumentará aún más a lo largo del año. Según el comerciante, los precios del mercado son estables, pero no más altos que los del año pasado.

Brasil: se prevé un aumento de la demanda de Europa
Brasil produce batatas de piel rojiza y pulpa blanca durante todo el año y las exporta a Europa y Estados Unidos. En Estados Unidos, esta variedad se comercializa como ñame y no como batata. Debido a que la Unión Europea ha gravado las batatas estadounidenses con aranceles, se prevé que aumentará la demanda europea de esta variedad brasileña. De hecho, la demanda del mercado europeo es actualmente más constante de lo normal. Debido a la gran cosecha, los precios de la variedad brasileña son más bajos que los de la mayoría de las otras variedades y orígenes.

China: la demanda supera la oferta
Este año, la temporada de producción en Yunnan comenzó el 16 de noviembre, entre 2 y 3 semanas más tarde que el año pasado debido a un descenso repentino de la temperatura y de precipitaciones abundantes. Los productores esperan que la temporada de suministro dure hasta la Fiesta de Primavera de China (12 de febrero de 2021). El precio está actualmente al mismo nivel que el año pasado, en un contexto en el que la demanda supera la oferta y las ventas son fluidas.

Australia: el valor de la batata está disminuyendo
Según las últimas estadísticas de Hort Innovation, la producción de batata australiana ha seguido creciendo con un aumento del volumen del 4% respecto a la temporada anterior, que finalizó en junio de 2019. Por primera vez en su historia, el sector australiano de la batata superó la cifra de las 100.000 toneladas (101.196 toneladas). Sin embargo, el valor de las producciones ha ido disminuyendo. En 2017, la producción ascendió a 87,7 millones de dólares australianos (53,7 millones de euros). En 2018 cayó un 17% y el año pasado un 2% más, totalizando 72,3 millones de dólares australianos (44,3 millones de euros) en 2019. El 4% de la producción total se destinó a la industria de procesamiento, y tan solo se exportaron 1.479 toneladas (lo que supone un aumento del 61% desde 2018), con un valor de 2,4 millones de dólares australianos (1,47 millones de euros).

Nueva Zelanda: ventas estables
En Nueva Zelanda, según la última edición de Fresh Facts de 2019, publicada anualmente por Plant & Food Research and Horticulture New Zealand, había 48 productores de batatas –también llamada Kumara–, con una superficie de cultivo de 2.541 hectáreas en la que se cosecharon unas 24.000 toneladas. El gasto de los consumidores en este producto en 2019 fue de casi 50 millones de dólares neozelandeses (29,2 millones de euros). El informe señaló que en 2018 este importe ascendió a 55 millones de dólares neozelandeses (32 millones de euros).

La próxima semana: resumen del mercado global de la naranja


Fecha de publicación:



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


Facebook Twitter Linkedin Rss Instagram

© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor