Con el comienzo de la temporada de naranja egipcia, muchos importadores chinos son cautelosos

Con el comienzo de la temporada de naranja egipcia, muchos importadores chinos son cautelosos, pensando en las pérdidas económicas que sufrieron el año pasado debido a lo complicado que fue el mercado egipcio cuando estalló la crisis del coronavirus.

"Los costes de transporte aumentaron rápidamente en los últimos meses debido a la escasez de contenedores marítimos", dice Wang Ji, gerente de la empresa egipcia de exportación de cítricos Forwell. "Además, los procedimientos aduaneros se han vuelto más estrictos desde el brote de COVID-19. Esto conlleva que la mercancía tarda más en pasar por la aduana y, en algunos casos, los contenedores se quedan atascados en los puertos durante mucho tiempo. Las naranjas, como tienen un alto contenido de azúcar, no deben almacenarse durante demasiado tiempo. Ya que esta situación nos preocupaba, decidimos reducir nuestros volúmenes de exportación para minimizar el riesgo. El precio CIF de las naranjas dulces es actualmente de alrededor de 12-13 dólares por caja de 15 kg, algo más bajo que en la misma época del año pasado. La caída de precios se debe principalmente a la reducción del consumo durante esta pandemia. El comercio no es muy fluido en estos momentos".

"Después de la temporada de las naranjas dulces, las primeras naranjas amargas de Egipto llegarán a China a finales de enero, extendiéndose su temporada hasta mediados de junio. El año pasado, durante la temporada de naranjas amargas egipcias, el mercado chino estuvo bloqueado por la COVID-19. Las naranjas amargas se usan en gran parte para producir jugo de naranja, pero con muchos restaurantes cerrados, no se les pudo dar salida. Muchos importadores sufrieron pérdidas económicas importantes, ya que el precio al por mayor bajó a unos 30 yuanes (4,65 dólares) por caja. Es por eso por lo que muchos importadores ahora esperan a ver cómo se desarrollará el mercado".

La principal zona de producción en Egipto es Benha y las condiciones meteorológicas se han mantenido estables esta temporada, por lo que la cáscara de la fruta no presenta manchas y se observa uniformidad en la calidad del producto.

"El brote de COVID-19 está casi completamente bajo control en China. El consumo y la importación de frutas están regresando a los niveles habituales. La demanda no es mala en China por el momento, pero tendremos que ver cómo los países productores sortean la pandemia y a qué ritmo las compañías navieras y los puertos son capaces de mover la mercancía y de realizar los trámites aduaneros. Algunos importadores todavía están preocupados y han reducido sus volúmenes de compra en consecuencia".

Además de naranjas, Forwell también exporta pomelos y limones. "Tenemos nuestras propias instalaciones de procesamiento. Nuestra fábrica de procesamiento cumple con los estándares OEM y procesamos nuestras naranjas en función de los requisitos de cada cliente. Hacemos controles de calidad, seleccionamos la fruta y diseñamos el envasado según las preferencias de los consumidores chinos", concluye el gerente.

Para más información:
Wang Ji (James) - gerente
Forwell Import & Export
Tel.: +86 13651110754 (China)

Fecha de publicación:
©



Reciba la newsletter gratis | haga clic aquí


Otras noticias en este sector:


© FreshPlaza.es 2021

¡Suscríbase a nuestra newsletter y manténgase al día con las últimas noticias!

Suscribirse Ya soy suscriptor